'Dexter: New Blood' (1x07): confesiones de psicópatas en un vibrante episodio que augura la tragedia

Con un poco de retraso (los viajes navideños, espero que lo entendáis) llegamos al repaso semanal de ‘Dexter: New Blood‘ que, contra todo pronóstico está siendo tan interesante y absorbente como las primeras temporadas. Y el séptimo episodio es un claro ejemplo de ello.

Por cierto, a partir de aquí, SPOILERS de ‘De la piel del diablo’, el episodio 1×07 de ‘Dexter: New Blood’.

Mordiscos y tornillos delatores

Después de cómo terminó el sexto episodio, estaba claro que ‘De la piel del diablo’ nos iba a traer alguna que otra curva en lo que indagábamos en uno de los misterios de la temporada: la desaparición de Iris, la mejor amiga de Angela (Julia Jones). La llamada a Jim (Michael C. Hall) en calidad de Dexter Morgan, antiguo forense de Miami, resulta esclarecedora.

El relato de Dexter es claro: fue disparada, llevada a las cuevas y todo indica que enterrada viva. ¿Sospechoso? Angela lo tiene claro: Kurt Caldwell (Clancy Brown) encaja en su teoría, el hecho de que tenga una cabaña en el bosque es altamente sospechoso, y los restos de ADN encontrados en el cadáver parece confirmarlo.

Dexternewblood 107 1720 R 2 1639509479830

Así, asistimos a la detención del cacique, que se entrega segurísimo de que se puede librar de todo. Porque otra cosa no, pero desde el principio se nos ha retratado a Kurt como alguien que no deja las cosas al azar y su carisma le hace convincente.

Y, de hecho, logra arrojar una duda razonable al echarle la culpa de todo a su padre. En sus palabras, desde que era pequeño, jovencitas se subían al camión de su padre y este las apalizaba y cosas peores. Iris fue una más. Por lo menos es lo que nos cuenta en palabras, porque las imágenes nos cuenta otra cosa.

Seguimos, por tanto, con la temática de los padres e hijos pagando los traumas por el que nos lleva la serie desde el comienzo. Por otro lado, el episodio responde a otra de las sospechas que teníamos: Kurt sabe que Jim es el responsable de la muerte de su hijo.

A través del mismo esbirro, por llamarlo de una manera, que realizó la pantomima del hotel (y que vimos en el episodio 5) a Dexter le llega la prueba: un tornillo de titanio que no se fundió cuando se incineró el cuerpo de Matt. Los asesinos y sus métodos se reconocen y la conversación deja claras estas cosas.

El cameo más esperado

Dexter New Blood Trinity Killer John Lithgow Flashback Cameo Harrison Rita

En lo que Angela y Molly discuten sobre el descubrimiento de esa cabaña siniestra (y la implicación de Dexter en el asunto), tenemos una última confesión entre psicópatas, la de Harrison reconociendo que lleva roto desde que Trinity asesinó a su madre. Una buena escena que nos trae de vuelta, aunque sea brevemente al gran John Lithgow como el asesino en serie.

No sabemos si le volveremos a ver, de hecho todo apunta a que el actor solo estuvo un par de días en la grabación de la miniserie, pero sería interesante volverle a ver de una u otra forma. Me temo que, en todo caso, deberemos esperar a las próximas semanas.

Desde luego, este nuevo episodio de ‘Dexter: New Blood’ nos lleva de lleno hacia el tercer acto de la miniserie. Las sospechas están plantadas respecto a Angela y la realidad del pasajero oscuro y eso, más que la resolución de lo que pasa en Iron Lake, es una de las columnas de esta temporada.

Mi impresión es, y esperemos que no, que la cosa va a acabar mal. No sé si nivel Rita o nivel Debra, pero la tradición de la serie implica que no vamos a tener un final feliz.


La noticia

‘Dexter: New Blood’ (1×07): confesiones de psicópatas en un vibrante episodio que augura la tragedia

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Albertini

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *