La escasez de PlayStation 5 ha provocado que los establecimientos japoneses desarrollen técnicas para lidiar con las reventas. Para ello, marcan el interior de las cajas de la consola.

Las firmas de tecnología como AMD sostienen que la escasez de PS5 y Xbox Series irá remitiendo a medida que nos metamos de cabeza en 2022… pero, mientras tanto, las tiendas luchan para poder dar respuesta a la demanda en España y en todo el mundo. Una falta de stock de la que los revendedores están sacando mucho partido… así que los establecimientos de Japón han decidido ponerse manos a la obra e idear una técnica para combatir estas prácticas. La cadena GEO directamente marca el interior de las cajas de PS5.

Japón combate a los revendedores de PS5

Tal y como se hacen eco desde PSU, GEO ha tenido que verse empujado a vender las remesas de PS5 mediante sorteos: si ganas, tienes la oportunidad de comprar una PS5. Los participantes se inscriben a esta lotería a través de la aplicación móvil de GEO, y esta semana se han encontrado con una nueva pestaña dentro del menú de la lotería.

En este menú se explica a los usuarios las nuevas medidas anti-reventas, y pide a los usuarios que lo acepten. Después, en el momento de la compra, la caja que contiene la PS5 se abrirá y se deberá dibujar una X en la bolsa del embalaje del mando DualSense. Si no se dibuja esta marca, no se le permitirá al jugador adquirir la consola, tal y como se muestra en la imagen que os hemos dejado sobre estas líneas.

En Japón luchan contra la reventa marcando los embalajes de PS5

GEO no es la única cadena que ha puesto medidas para combatir estas prácticas. Desde las tiendas Nojima Denki también empezaron a escribir el nombre del comprador en el exterior de la caja de la PS5. De hecho, incluso se quedan con la caja del mando tal y como exponía la cuenta de Twitter @aevanko: “El punto de escribir el nombre completo se debe a que la mayoría de los revendedores desean permanecer en el anonimato”.

La escasez de las consolas: ¿Cuándo se acabará?

Si bien desde AMD apuestan porque a mediados de 2022 empecemos a ver una mejoría, otras compañías como Intel y Toshiba apuestan más bien por finales del próximo año para que el mercado vuelva a su curso natural. “El suministro de chips seguirá siendo muy escaso hasta al menos septiembre del próximo año. En algunos casos, es posible que algunos clientes no reciban servicios completos hasta 2023”, apuntaba Takeshi Kamebuchi de Toshiba.

En Japón marcan las cajas de PS5 para combatir a los revendedores

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *