Recordamos a aquellas estrellas que han sentido la comezón de ponerse tras las cámaras. Egocentrismo, inquietud cultural, curiosidad, baza comercial… podrían ser algunas de las razones que lo propician. Los resultados son tan dispares como las motivaciones.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *