Guerrilla Games explica los cambios que han hecho en los personajes no jugadores, en los comportamientos de las tribus, en los sistemas del juego y más.

Guerrilla Games ha detallado en un artículo publicado en el blog oficial de PlayStation los numerosos sistemas que han introducido en Horizon Forbidden West para que “el Oeste Perdido cobrara vida”. Se trata de novedades en el comportamiento de los personajes, diferente en cada una de las tribus, el bullicio que habrá en los grandes asentamientos, y mecánicas que sirven a la vez para mejorar a Aloy y para dar la sensación de que el mundo es un auténtico ecosistema.

“Todo lo que hacemos en el mundo tiene un propósito”, dice en la publicación Espen Sogn, diseñador jefe de mundos vivos. Las distintas tribus tendrán comportamientos específicos que permitirán identificar a personajes de esas facciones desde la lejanía.

Horizon Forbidden West asentamientos

Por ejemplo, los Tenakh, cuya base son una ruinas del antiguo mundo, están constantemente entrenándose y preparándose para la lucha, e incluso usan el saludo militar para saludar normalmente. Los Utaru, una sociedad agraria, son muy distintos: viven tranquilamente y suelen reunirse en grupos y tienen una personalidad más cercana. Los Oseran son patriarcales y se saludan pegando en el hombro y chocando los cinco.

Hasta en detalles como el modo de transportar un cubo de agua, cada una de las tribus lo hace de manera distinta para reflejar la personalidad. Sogn dice que los personajes no combatientes “forman parte de un sistema de multitudes”. Los cazadores, cocineros, herreros y otros PNJ de cada tribu mostrarán comportamientos distintos a pesar de tener la misma función.

Horizon Forbidden West campamentos tribus

“En dicho sistema, podemos crear reglas tales como reacciones, itinerarios a pie y demás animaciones”, explica el desarrollador. “También está el sistema de actitudes, que se encarga de definir la personalidad. Esto significa que podemos crear habitantes únicos, con su propio comportamiento en el mundo”.

Esos sistemas se verán sobre todo en los grandes asentamientos, como Cadena Chirriante, uno de los primeros destinos que Aloy visitará. En esos lugares los jugadores podrán conseguir encargos, comerciar y crear, aunque Steven Lumpkin, diseñador sénior, asegura que todo ello se ha diseñado para premiar “al jugador por profundizar en el mundo […] sin penalizar a los que quieran centrarse en la historia principal”.

“En todos los asentamientos del mundo encontraréis oportunidades para vivir aventuras”, dice Lumpkin. “Aunque también tendrán su buena ración de mercaderes y vendedores”, entre ellos sastres, cazadores, herboristas y cocineros, que permitirán crear atuendos (que ahora tendrán más importancia en las habilidades y se podrán cambiar al vuelo), forjar y mejorar armas, conseguir medicinas y adquirir raciones para mejorar las capacidades de Aloy.

Cazar máquinas para conseguir piezas con las que crear armas y armaduras

La publicación también da más detalles del sistema de los bancos de trabajo que permitirán a Aloy crear y mejorar sus propias armas y atuendos. El sistema descrito se asemeja a un Monster Hunter. En palabras de Lumpkin: “A medida que recorráis el Oeste Prohibido, quedaos con las máquinas que exponen sus cuernos, garras, colmillos o colas“.

Horizon Forbidden West

“Si bien las primeras mejoras no necesitarán más que un cable trenzado o una placa robusta, para conseguir más espacios de modificación, ventajas más potentes o mejores resistencias tendréis que extraer las piezas de un Terremamut, por ejemplo, antes de abatirlo”. Las plantas, los animales y un cristal llamado Brilloverde también serán útiles.

Horizon Forbidden West llegará el 18 de febrero de 2022 a PS5 y PS4. Durante las últimas semanas han dado más detalles de las novedades de esta secuela: las máquinas inéditas, las mejoras en la exploración y el combate, el salto visual que permitirá crear personajes fotorrealistas y expresivos, y las funciones exclusivas de la versión de PS5.

Horizon Forbidden West detalla los cambios que han hecho para lograr 'un mundo creíble'

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *