Así vive y respira el mundo de Horizon Forbidden West: más realismo, rutinas y costumbres para las tribus y los escenarios

Con el lanzamiento de Horizon Forbidden West entre ceja y ceja, desde Guerrilla Games están aprovechando este tiempo de espera para ponernos los dientes todavía más largos. En primer lugar se nos revelaron más detalles sobre Aloy, para luego pasar a la exploración del título y terminar con las magníficas criaturas robóticas de la obra.

Ahora le toca el turno a los propios escenarios, asentamientos y estructuras que podremos visitar. Para ello, Espen Sogn, diseñador jefe de mundos de Guerrilla, toma la palabra explicando que cada lugar que veamos cumple su propio propósito. Un objetivo que debe complementarse colaborando con el equipo de guionistas, siendo una de ellas Annie Kitain.

“Al iniciar el proyecto, pensamos detenidamente en todas las tribus que vamos a conocer. En sus conflictos, en su papel en la historia y en cómo interactúan con el mundo que les rodea”, explica Kitain. Espen aclara que “el principal reto es plasmar ese marco narrativo en unas imágenes que forman parte integral del mundo”.

Un ejemplo de ello son los Tenakth, los cuales son guerreros jóvenes que se entrenan para la lucha, por lo que todavía conservan saludos militares de nuestra era, lo cual es un detalle que proporciona más autenticidad. “Cada tribu parte de varias ideas que se acaban transformando en estos increíbles asentamientos”, revela la guionista.

Otra de las metas es crear una verdadera sensación de que el mundo es orgánico y está vivo. “Todos los NPC no combatientes de Horizon Forbidden West forman parte de un sistema de multitudes. En dicho sistema, podemos crear reglas tales como reacciones, itinerarios a pie y demás animaciones. También está el sistema de actitudes, que se encarga de definir la personalidad. Esto significa que podemos crear habitantes únicos, con su propio comportamiento en el mundo”, detalla Espen.

Yendo al terreno más práctico nos encontramos con Cadena Chirriante, un puesto del Oeste Prohibido en el que decenas de viajeros pasan para llegar a su próximo destino. “En Horizon Zero Dawn, había muchos recursos y elementos que funcionaban en segundo plano. Pero en Horizon Forbidden West no se reduce todo a texturas: han pasado a ser objetos que la gente del juego utiliza“. Esto se traduce en que ahora los NPC interactuarán realmente con los objetos que les rodean, otorgando ese punto extra de realismo.

Oportunidades entre asentamientos

Los asentamientos son puntos clave para Horizon Forbidden West. Steven Lumpkin, diseñador de Guerilla, explica que “en todos los asentamientos del mundo encontraréis oportunidades para vivir aventuras. Los sastres, que venderán a Aloy poderosos (¡y hermosos!) atuendos nuevos a cambio de esquirlas y piezas de máquina; los cazadores, que ofrecen un surtido de nuevas armas tácticas; los herboristas, que venderán potentes pociones que Aloy podrá soportar por lo dura que es; y los cocineros, que elaborarán platos reconstituyentes que Aloy podrá llevar para potenciar sus atributos”.

Eso sí, cada asentamiento está regido por diferentes tribus, lo que se reflejará en los productos que te ofrecen. Con los Oseram podremos disfrutar de platos con mimo, mientras que los Tenakth apuestan por una nutrición consistente y que prepare para el combate.

Son hasta seis armas las que podrá llevar Aloy al mismo tiempo, sin contar con la habitual lanza. Tendrán un papel fundamental otra vez los atuendos, los cuales dispondrán de huecos para colocar mejoras. Además, podremos intercambiar de armas y atuendos de forma más rápida que en el anterior juego. Para crear armas y atuendos nuevos, encontraremos bancos de trabajo por todo el mapa. Nos darán también la oportunidad de mejorar los elementos que tenemos, siempre y cuando hayamos extraído las piezas necesarias de las máquinas.

La integración y el realismo, una vez más, es fundamental para Guerrilla Games. “Esperamos que el jugador descubra un mundo que parezca más vivo y creíble que nunca. Hemos añadido muchos detalles en las rutinas de sus habitantes, desde corrillos de gente cuchicheando en una esquina hasta clientes alborotadores que se ponen a cantar de forma espontánea, pasando por niños jugando al pilla pilla o haciendo como que luchan con un guardia”.

Por lo tanto, ahora tan solo resta esperar a la llegada de Horizon Forbidden West, que se producirá el próximo 18 de febrero de 2022 en PS5 y PS4.


La noticia

Así vive y respira el mundo de Horizon Forbidden West: más realismo, rutinas y costumbres para las tribus y los escenarios

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Juan Sanmartín

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *