Tras las alegaciones realizadas contra Bobby Kotick, CEO de Activision Blizzard, desde la división de Xbox aseguran estar ‘consternados’ por los recientes acontecimientos.

Las reacciones de la industria no se ha hecho esperar tras las recientes alegaciones que pesan sobre Bobby Kotick, CEO de Activision Blizzard, a quien se le acusa de haber tapado los casos de acoso y abusos sexuales que tenían lugar contra las empleadas de la empresa. Jim Ryan de PlayStation ya ha lamentado la respuesta ofrecida por la compañía ante estos hechos; y ahora es el turno de Phil Spencer, jefe de Xbox: sostiene que están “evaluando” la relación de la casa verde con Activision Blizzard. Todo ello después de que no se vaya a aplicar la política de tolerancia cero contra Kotick, y de que la junta directiva haya mostrado su apoyo al CEO.

Phil Spencer también evalúa la situación

En un correo electrónico enviado a los trabajadores de Xbox, según señalan desde Bloomberg, Spencer ha declarado que tanto él como su equipo de liderazgo están “perturbados y profundamente consternados por los horribles eventos y acciones” que se alega que han ocurrido en Activision Blizzard. El jefe de Xbox ha querido dejar claro que “este tipo de comportamiento no tiene cabida en nuestra industria”.

En este sentido, Spencer señaló que están “evaluando los aspectos” de la relación que mantiene Xbox con Activision Blizzard, y haciendo “los ajustes proactivos” necesarios. Todo ello después de que este pasado martes, desde The Wall Street Journal se publicara un artículo donde se señalaba que Kotick estaba al tanto de múltiples acusaciones de conducta sexual inapropiada en la empresa, y se le acusaba incluso de maltratar a varias empleadas. Esta información desembocó en la marcha de Dan Bunting de Treyarch, acusado de abuso sexual por un caso que tuvo lugar en 2017.

“Este tipo de comportamiento no tiene cabida en nuestra industria”

Desde WSJ sostienen que los casos de agresión sexual y maltrato se han extendido por toda la empresa, llegando incluso a los estudios de desarrollo de Call of Duty, como Treyarch y Sledgehammer Games. Si bien Kotick habría dicho a la junta que no estaba al tanto de estas situaciones, desde WSJ dicen haber recibido pruebas de lo contrario provenientes de varias fuentes; incluidas entrevistas con exempleados y documentos internos de Activision.

Los trabajadores de la firma ya se están organizando para pedir la dimisión de Kotick. Desde la Activision Blizzard King Workers Alliance han organizado una huelga y recogido firmas para exigir la renuncia del CEO: “Hemos instituido nuestra propia Política de Tolerancia Cero”, señalan los empleados. “No seremos silenciados hasta que Bobby Kotick haya sido reemplazado como director ejecutivo”.

Phil Spencer: Xbox está 'evaluando' su relación con Activision por los casos de acoso

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *