Análisis de Evercade VS: la evolución de las consolas retro pasa por ofrecer cuatro puertos para los mandos y cartuchos duales

Si algo provocó el lanzamiento de la NES Mini en 2016 fue toda una fiebre por lo retro en forma de consolas especiales con colecciones de clásicos en su interior. Rejugar joyas del siglo pasado y de manera legal a cargo de consolas históricas como Super Nintendo, Mega Drive, PlayStation… O ya incluso compañías pioneras como Atari e Intellivision, entre otras alternativas como Evercade y Antstream.

El caso de Evercade, estrenada a mediados de 2020, fue muy llamativo, al ser una consola portátil que comercializaba cartuchos originales con licencia de marcas como Namco, Interplay, Atari…. Mientras que Evercade VS es su evolución natural mediante consola de sobremesa. Así que ahora toca analizarla en profundidad.

Especificaciones técnicas de la nueva Evercade VS

Evercade VS

Blaze Entertainment repite como autora de esta nueva Evercade VS, palpándose al instante una mejoría en cuanto a diseño y prestaciones respecto a la anterior portátil. Se respetan los motivos principales, como esa tonalidad blanca y la disposición de los botones del mando, mientras que la consola en sí adopta una figura rectangular de poco tamaño. Como si de otra consola mini se tratase.

A nivel técnico no supone un salto de gigante respecto a la portátil, al pasar de un procesador ARM de cuatro núcleos a 1,2 GHz a una CPU de cuatro núcleos a 1,5 GHz, teniendo ahora, eso sí, 512 Mb de DRAM. Lógicamente, todos los juegos de Evercade son compatibles (salvo las dos primeras colecciones de Namco), por lo que si invertiste en los clásicos de aquella portátil tendrás parte del dinero amortizado. Además, mucho han mejorado las colecciones desde entonces.

Obviamente, al estar ahora ante una consola de sobremesa ya no tenemos que preocuparnos por la batería ni tampoco de la calidad de sus altavoces: la consola se conecta a un televisor por HDMI (cable no incluido, ojo) y el sonido sale de dicho aparato. Mientras que su alimentación va por USB, lo típico de las “minis”.

Las dimensiones de la consola son prácticamente idénticas (de largo) a las de una caja de DVD, el estándar usado por los juegos de Xbox 360, por ejemplo, mientras que de alto equivale al grosor de tres cajas de esos discos. Por problemas de espacio no va a ser, desde luego. Máxime teniendo en cuenta lo grande que son las nuevas consolas de generación, en especial por lo enorme que es la PS5.

De diseño rectangular, cuenta con unas pequeñas ranuras de ventilación en la parte superior, destacando ya en la parte frontal por ofrecer cuatro ranuras para los mandos mediante USB. Esto significa que no solamente podremos usar el mando oficial de Evercade VS (algo más pequeño que la propia portátil Evercade), sino que es compatible con otros mandos, como Xbox One, los de PlayStation…

El acabado de la consola está mejor resuelto que en la portátil, también de cara a las ranuras (sí, en plural) para los cartuchos. Porque dispone de un sistema dual en caliente para meter hasta dos cartuchos a la vez. Y da igual que esté la consola encendida: los detecta automáticamente en menos de dos segundos.

Tan solo hay una pega en el diseño de la tapa, al no tener un tope que haga clic. Se desliza hacia arriba con facilidad, pero para cerrar no da la sensación de dejarlo “cerrado”. Es una sensación extraña. Por lo demás, la consola se enciende manteniendo pulsado unos segundos el botón de encendido, mostrando justo después una serie de colores precisamente desde la bandeja de los cartuchos.

Viendo más al detalle lo que trae, estas son sus principales características:

  • Evercade VS con CPU de cuatro núcleos a 1,5 GHz y 512 Mb de DRAM
  • Resolución a 1080p por HDMI (cable no incluido)
  • Conexión Wi-Fi para actualizaciones del firmware
  • Sistema dual para meter hasta dos cartuchos en caliente
  • Mando ergonómico (con cable de 3 metros) con once botones
  • Cruceta digital de ocho direcciones
  • Botones A, B, X, Y, L1, L2, R1, R2, Select, Start y Menú
  • Ratura para cuatro mandos (oficiales o de third-parties)
  • Guardar/cargar partidas en cualquier momento
  • Un cable micro-USB para la alimentación

Qué sensaciones transmite esta nueva consola

Evercade VS

Entrando ya más en materia, Evercade VS no deja de ser una evolución natural de la Evercade, como hemos dicho, por lo que los cambios no son tan grandes como si fuese realmente una nueva consola. La base es la misma y de hecho el mando respeta bastante el diseño de aquella portátil, pero con un diseño más compacto (estilo SNES) donde se han reubicado los botones Start y Select al centro junto con el de menú para pausar los juegos, guardar partida, ajustar la pantalla, etc.

La cruceta se parece un poco a la que tuvo Mega Drive o más recientemente la Xbox 360, por lo que no es el apartado donde más destaca este nuevo mando. Aunque esto es un mal menor al ser compatible, insistimos, con mandos de PlayStation, Xbox u otros de terceros. En cualquier caso, el diseño del mando es bueno. Se siente robusto y es cómodo, teniendo una disposición acertada para los botones A, B, X e Y, al igual que para los cuatro botones laterales que hay detrás.

Por desgracia no se pueden personalizar los botones para cambiarlos a placer. Esto es un problema, puesto que dentro del menú de la consola confirmamos con la A y volvemos atrás con la B, mientras que en los juegos casi siempre el botón de acción principal es la B, por lo que nos liaremos a veces con el menú de la consola. Es un fallo que tuvo la primera Evercade pero que bien se podría solucionar aquí con futuras actualizaciones del firmware mediante Wi-Fi. Ojalá.

Evercade VS

Se ha mejorado la presentación de cada juego, con más información antes de ponerse a jugar, pero se echan en falta curiosidades o más datos como sí hacen en Antstream. Ahora bien, con Evercade VS (y por extensión Evercade) los manuales de instrucciones siguen siendo una gozada y ahí sí son más detallados.

No disponemos de muchos parámetros a modificar en cuanto a la pantalla se refiere, pero al menos tenemos tres opciones de cara a la relación de aspecto: original, pixel perfect y pantalla completa. Sobra decir que las dos primeras son las recomendables, que ver estos clásicos a 1080p tan estirados no es nada recomendable. Ya en cuanto a las scanlines (suave o fuerte), dependerá de cada.

Al final lo que importa es cómo se juega y con esta consola es tan sencillo como meter el cartucho de una colección en concreto (hay 26 cartuchos que suman más de 280 clásicos en total), seleccionarlo desde el menú y ponerse a jugar tras esperar entre 2 o 3 segundos a que cargue el título en cuestión. Después ya va como la seda, como si estuviésemos ante esa consola o recreativa de turno.

Con esta Evercade VS seremos testigos del lanzamiento de cuatro nuevos cartuchos el próximo 16 de diciembre de 2021 (día en el que sale la consola a la venta, por cierto), dedicados todos ellos a distintas etapas de recreativas. Y aquí la perita en dulce es la colección de Gaelco, al ser la primera vez que salen en un sistema doméstico clásicos como World Rally. Sí, “el juego de Carlos Sainz”.

Una colección de clásicos que sigue en aumento

Evercade VS

En nuestro caso hemos podido probar dos de las nuevas colecciones que están por llegar: Data East y Technõs Japan. De la primera compañía hay varios conocidos, como Bad Dudes vs. DragonNinja y Tumblepop, aparte de Burger Time; mientras que de la segunda están dos de los Double Dragon como destacables.

Al ser colecciones cerradas todo dependerá de lo fan que seamos de una compañía o de tener paciencia hasta que se incorporen más volúmenes. Sin ir más lejos, de Atari Lynx hay dos lotes, al igual que de Interplay, donde no faltan los Earthworm Jim. Y Blaze Entertainment seguirá ampliándolas en el futuro, aunque el ritmo no sea tan constante como nos gustaría. No, no salen todos los meses.

El precio de dichos cartuchos sigue entre los 17,99 euros (como el de Data East) y los 24,45 euros (Indie Heroes Collection), por lo que no supone un gasto tan grande en comparación a otras colecciones. De todos modos se siguen echando en falta clásicos de mayor calidad dentro de las colecciones, puesto que hay bastantes de relleno que empañan el conjunto, salvo honrosas excepciones.

Evercade VS

Por lo menos ahora contamos con más facilidades de cara al guardado de partidas, al sacar capturas del momento exacto en el que se guardó el estado y así saber en qué zona estábamos. De hecho, hay múltiples ranuras de guardado y con opción también a guardado rápido y retomar directamente desde el menú.

Dentro del menú principal disponemos de tres tipos de clasificación para ordenar en base al título de manera alfabética, el año de publicación (sin especificar de qué año se trata en portada) y el número de jugadores. Porque gracias a esta Evercade VS ahora contamos con más facilidades para jugar entre cuatro personas, no solamente por las cuatro ranuras sino por lo expuesto de la compatibilidad con otros mandos. El problema es que en esta clase de juegos la mayoría destilaba lo de jugar alternando o como mucho con otra persona a la vez.

Tienen que llegar más juegos, está claro. La colección va a un ritmo lento, aunque haya sorpresas agradables (Bitmap Brothers con Xenon 2: Megablast o el primer The Chaos Engine) o incluso juegos que no son retro como tal, sino indies actuales, como Xeno Crisis, por mucho que técnicamente sí sean retro, vaya.

Buenos mimbres en Evercade VS a falta de mejoras

Evercade VS

Evercade VS cuesta ligeramente más que la Evercade portátil. De aquellos 69,95 euros pasamos a unos 99,99 euros en su edición estándar con un solo mando y un cartucho (Techõs Japan, en este caso). Sí, se palpa la mejoría, pero arrastra ciertos problemas del primer modelo, como la ausencia de remapear los botones.

Resulta más cómoda de jugar, aparte que estamos ante una consola silenciosa y que no ocupa casi nada de espacio. El único engorro para esa gente que esté habituada a mandos inalámbricos es precisamente tener que usar cableado por USB, siendo de tres metros el de los mandos oficiales de dicha consola. Pero es un mal menor gracias a lo versátil que resulta y por su sistema dual de cartuchos.

Es tan simple como meter uno o dos cartuchos y jugar. O cambiar uno por otro y ver cómo se muestra al instante de un modo parecido al SSD de Xbox Series. Además, si así lo deseamos, podemos filtrar el menú por cartucho, para que no se muestre por defecto el contenido de ambos a la vez. Sí, para que no se mezclen.

Tiene margen de mejora, por supuesto. Descuida la descripción de los juegos al ponerlos en inglés, por mucho que seleccionemos el idioma español dentro del menú principal. O lo expuesto de no poder personalizar los botones. Pero es algo que se podría solucionar mediante conexión WiFi, aunque no haya por ahora ninguna actualización al respecto. Capcom Home Arcade la tuvo, por ejemplo.

Paquete Starter Evercade VS

Paquete Starter Evercade VS

La opinión de VidaExtra

En definitiva, como suele suceder en estos casos todo dependerá de tu fiebre por lo retro y las colecciones disponibles. A nivel personal sigo viendo su potencial y se está notando un aumento en la calidad de las colecciones, con el aliciente de ser novedad en algunas, como Gaelco. Si te gustó Evercade, notarás al instante el salto de calidad en Evercade VS. Pero le falta algo para alcanzar la excelencia. De aquí a un año veremos qué juegos y mejoras recibe por si cambiamos de opinión.

Paquete Premium Evercade VS

Paquete Premium Evercade VS


La noticia

Análisis de Evercade VS: la evolución de las consolas retro pasa por ofrecer cuatro puertos para los mandos y cartuchos duales

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Jarkendia

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *