Miyamoto explica que desde Nintendo creían que los Mario en dos dimensiones eran más accesibles que los 3D, aunque Odyssey consiguió ser más accesible y llegar a un público mucho más amplio.

Abordar una nueva entrega en tres dimensiones de una saga tan exitosa y querida como Super Mario Bros. siempre es una tarea difícil, aunque en este sentido la saga siempre se ha mantenido a un nivel muy alto en cuanto a calidad y cada título ha sabido aportar su pequeño grano de arena con mecánicas innovadoras y originales. Respecto a este tema, el mismísimo Shigeru Miyamoto ha declarado recientemente en una sesión de preguntas y respuestas recopilada en la publicación de los últimos resultados financieros de Nintendo (vía VGC) que la compañía tiene pensado expandir las posibilidades que ofrecen los Mario en 3D en su próxima entrega, todo gracias al éxito de Super Mario Odyssey, el último título para Switch.

Nintendo consideraba que los Mario en 2D eran más accesibles

“Permítanme explicarles describiendo los antecedentes del desarrollo del New Super Mario Bros Wii. En ese momento, parecía que cada vez que creábamos una nueva entrega de Super Mario, que para entonces ya se había expandido a las tres dimensiones, se volvía más complicado”, abordó Miyamoto acerca del desarrollo de las entregas 2D y 3D. “Después del lanzamiento de Super Mario Galaxy en 2007, el objetivo era desarrollar un juego de Super Mario en 3D más accesible, y el resultado fue New Super Mario Bros Wii, un juego básico de Super Mario de desplazamiento lateral que incluso los nuevos jugadores podían jugar fácilmente. Eso luego llevó al lanzamiento del juego Super Mario Run“, declaró, dejando claro que desde Nintendo pensaban que los Mario en dos dimensiones eran más accesibles para todos los jugadores que no los 3D.

“Cuando desarrollamos software, nos esforzamos por incorporar nuevos elementos, pero al mismo tiempo queremos que divertirse sea fácil para los jugadores principiantes“. Sin embargo, la filosofía de la compañía cambió por el éxito de Super Mario Odyssey. “Recientemente, personas de todas las generaciones han disfrutado de Super Mario Odyssey, la última entrega en 3D de Mario lanzada en 2017. Para el futuro de Mario en 3D queremos intentar expandirnos aún más de nuevas y diferentes maneras“, zanjó Miyamoto. Las abrumadoras ventas de Odyssey -casi 22 millones de copias a día de hoy- y la aprobación por parte de jugadores de todas las edades han dado a entender a Nintendo que dieron con la tecla correcta para que los Mario en 3D fueran jugables para una audiencia más amplia.

Shigeru Miyamoto quiere que el próximo Super Mario en 3D siga expandiendo la saga como Odyssey

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *