Estas PlayStation modificadas no son de jugadores o coleccionistas, son de audiófilos que las veneran como reproductor de música

Si no es la PlayStation más curiosa que he visto, probablemente esté entre las mejores. La imagen que tenéis sobre estas líneas bien podría ser el objeto de un coleccionista, o la PSX de un jugador aficionado a los mods que ha querido rendir homenaje a la primera consola de Sony, pero lo cierto es que está bastante lejos de unos y otros.

Esta PlayStation, como todas las que encontraréis en imágenes durante el texto, son en realidad versiones modificadas por audiófilos para utilizar la consola como reproductor en sus equipos de música. Sí, al parecer en aquella época una PSX era lo mejor que podías utilizar para escuchar tus CD.

La primera PlayStation como reproductor de CD

Mientras nosotros disfrutábamos de juegos como Final Fantasy VII o Metal Gear Solid en la máquina gris de Sony, el mundo de la música fijaba sus ojos en PlayStation con otro objetivo, aprovechar sus posibilidades como reproductor de CD.

Convertido en objeto de deseo de audiófilos, fanáticos del sonido de calidad con un oído especial para el audio y los sistema de reproducción y grabación, la primera PlayStation ocupa decenas de páginas e hilos en foros mientras sus poseedores ensalzan sus bondades.

Al parecer la clave está en los primeros modelos de la consola. El primero de ellos, el SPCH-1001, contaba con conectores de audio dedicados que el audiófilo podía aprovechar para enchufar a sus equipos.

PSX

Pero incluso la versión posterior, que no incluía dichos conectores, también era una golosina en sus exquisitos y costosos sistemas de sonido. La clave estaba en cómo transformaban el sonido para dejarlo más limpio.

El truco de esas dos versiones es que ambas incluían un chip DAC -un conversor capaz de transformar una señal digital en analógica- que aparentemente era lo mejorcito que podías encontrar por ese precio. Hay quienes llegaron a afirmar que, para alcanzar el nivel de calidad que ofrecían esas versiones, debías apuntar a un reproductor de más de 6.000 dólares.

¿Realmente es para tanto?

Tal vez lo era en su día, pero el consenso actual es que la pasión por el cacharro está más ligada a la belleza de este tipo de modificaciones y su aura de joya oculta, que al rendimiento que puedas extraer de ella en comparación con un reproductor de CD actual.

PSX

Sí se habla de un sonido más cálido y limpio que en otros reproductores de hace más de una década, pero nada que nos lleve a pensar que deberíamos lanzarnos a por una PSX para escuchar música. Tras un riguroso estudio de medición, el audiófilo John Atkinson escribía sobre ella lo siguiente:

“En general las mediciones son bastante pobres. Me pregunto si la magia del sonido de la primera PlayStation no radica en su excelencia técnica, sino en el hecho de cómo difumina y disfraza todo lo que está mal en la calidad de audio de un CD.

Cuando escuché una PSX como fuente en un sistema que incluye un amplificador integrado de tubo Cayin de bajo coste controlando unos altavoces Devinitive Technology Mythos ST, sonaba calmado y revelador de una forma que no habría esperado en base a esas mediciones”.

PSX

Con consolas listadas en plataformas de subastas y venta de segunda mano por un puñado de euros, la idea de convertir una vieja PlayStation en un reproductor de CD no parece un proyecto demasiado caro de abordar, pero los problemas derivados de la propia máquina y la necesidad de cambiar componentes tal vez resulten más complicados que ponerle una carcasa bonita.

Imágenes | Deutschermanfred


La noticia

Estas PlayStation modificadas no son de jugadores o coleccionistas, son de audiófilos que las veneran como reproductor de música

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
R. Márquez

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *