La compañía se someterá a un análisis externo e independiente para comprobar si el hecho de facilitar documentación y piezas para reparar dispositivos mejora o no su huella de carbono.

Microsoft estudiará facilitar la reparación casera de sus dispositivos, incluyendo consolas Xbox, después de que sus accionistas le solicitasen en junio optar por una vía más abierta en este sentido, aludiendo a “beneficios sociales y medioambientales”. La realidad es que la compañía no impide expresamente que se reparen problemas de Xbox Series X/S, Xbox One y demás hardware, pero, al igual que otras firmas tecnológicas, no pone fácil “el acceso a piezas, manuales y herramientas de software necesarias”, como señalan en Grist.

La importancia de este cambio viene por la huella de carbono que se genera a la hora de fabricar nuevos productos: si las reparaciones de productos tecnológicos son más caras que comprar uno nuevo, el usuario suele preferir hacerse con una nueva unidad; sin embargo, la mayoría de las emisiones se generan durante la fabricación de estos productos. Hacer las reparaciones más accesibles podría ayudar a reducir esa huella de carbono, ya que el usuario podría sopesar favorablemente realizar la reparación él mismo para poder seguir usando el mismo producto antes que comprar uno nuevo.

Vídeo:

Un cambio que comenzaría a notarse a finales de 2022

Microsoft no es la única compañía que limita la auto reparación de sus productos -otras como Apple también son conocidas por restringir este tipo de manipulación de sus dispositivos-, pero sí es la primera compañía estadounidense que se abre a un cambio en la política de reparaciones. No se ha confirmado todavía que esto vaya a suceder: primero se realizará un estudio independiente para comprobar si esos beneficios son reales o no, y en caso de que sea así, la firma pondrá a disposición de los usuarios la documentación y piezas necesarias para reparar sus dispositivos en casa.

Esto ocurriría a finales de 2022. Antes, en mayo del año que viene, veremos los resultados de ese estudio independiente. No todos, eso sí, para no desvelar información confidencial; lo que se publicará será un resumen en el que se detallará si la auto reparación de productos tecnológicos trae los mencionados beneficios o no.

Xbox Series X y Xbox Series S.

Aunque desde varias asociaciones se han sentido agradecidos por la colaboración de Microsoft en este tema, destacando su cambio de perspectiva con respecto a la que tenían antes de junio, también han recordado que la compañía forma parte de la ESA (Entertainment Software Association), organizadora del E3, que este año ha publicado un comunicado en el que explican por qué creen que este modelo de auto reparaciones “presenta un riesgo único para el ecosistema del videojuego”.

Microsoft estudiará facilitar la reparación casera de su hardware, incluyendo consolas Xbox

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *