Rápido, cómodo o limpio: todas las maneras con las que puedes configurar tu nuevo iPhone

Puede que te hayas comprado uno de los nuevos iPhone 13, o bien puede que hayas preferido comprarte un modelo de generaciones anteriores aprovechando su bajada de precio. Pero si eres de los que va a estrenar un nuevo iPhone y no sabes cómo hacerlo, vamos a explicarte todos los modos que tienes para configurarlo.

A más esfuerzo más optimización, pero no nos volvamos locos

Si quieres estar seguro de obtener el máximo rendimiento de tu nuevo iPhone y asegurarte de no heredar ningún problema que tuvieras en el antiguo, lo mejor que puedes hacer es no trasladar ningún dato en el nuevo terminal. Lo configuras como un iPhone completamente nuevo y simplemente dejas que los datos que tienes en iCloud se descarguen y sincronicen.

La desventaja de este método es que debes reinstalar todas las aplicaciones manualmente, pero es una buena oportunidad para hacer una criba e instalar sólo las que verdaderamente vas a utilizar. Requiere más tiempo, pero terminas con un iPhone y un iOS pulcro.

El segundo método es el más común: trasladar toda la información que tienes en tu iPhone antiguo al nuevo mediante la copia de seguridad que tienes o bien en iCloud o bien en un Mac o PC. Así tienes la ventaja de volver a tenerlo todo como antes en el iPhone nuevo, y la transición es sólo cuestión de esperar más o menos dependiendo de la calidad de tu Wi-Fi.

Lo “malo” de este método es que con la copia de seguridad recuperas toda la información incluyendo cualquier error que haya causado alguna aplicación en el iPhone antiguo, de modo que quizás no es lo mejor que puedes hacer si lo que buscas es dejar atrás una maraña de aplicaciones y configuraciones contra la que ya no quieres enfrentarte. De todos modos, es recomendado si no tienes demasiado dominio sobre configuraciones del iPhone.

El tercer método es el más moderno y el más adecuado si quieres traspasar toda la información: hacerlo directamente de iPhone a iPhone ayudándote de la red Wi-Fi o bien mediante un cable. Es rápido, y en este caso incluso trasladas los inicios de sesión para que no tengas que escribir infinidad de contraseñas de nuevo. Si has mantenido una buena configuración en el teléfono, es el mejor método que puedes usar.

Todos estos métodos están presentes en el asistente de primera configuración del iPhone, donde se te pedirá que establezcas un código de bloqueo e inicies sesión con tu ID de Apple. Recuerda que independientemente de cómo vayas a configurar el iPhone debes tener todas tus contraseñas en regla para evitar alargar el proceso con imprevistos.


La noticia

Rápido, cómodo o limpio: todas las maneras con las que puedes configurar tu nuevo iPhone

fue publicada originalmente en

Applesfera

por
Miguel López

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *