No es el primer test de resistencia en el que vemos sufrir al Galaxy Z Fold3, no en vano el nuevo smartphone estrella de Samsung pasó incluso por las manos del popular JerryRigEverything, aunque tenemos que reconocer que nos encanta ver cómo se destroza un móvil de casi 2.000 euros estampándose contra el suelo.

Así pues, aquí tenemos una nueva prueba de que efectivamente Samsung sí tenía razón cuando hablaba de la resistencia como una de las claves de sus nuevos Galaxy Z, pues a la tercera iteración plegable de Samsung no hay que tenerle miedo a la hora de utilizarla a diario, porque esta vez sí son resistentes y no se dañan con sólo mirarlos.

Samsung Galaxy Z Fold3, test de resistencia

Pues efectivamente, podremos usar los nuevos Galaxy Z de Samsung sin preocuparnos demasiado.

Esta es la única conclusión que podemos extraer del vídeo publicado por PhoneBuff, que demuestra claramente que el vidrio Gorilla Glass Victus de Corning y el nuevo Armor Aluminium de Samsung son muy robustos y hacen bien su trabajo, que es mantener al Galaxy Fold3 (y por extensión también al Galaxy Flip3) entero y de una pieza incluso ante caídas de diversa consideración.

La pantalla flexible seguirá siendo frágil y deberás cuidarla, pero a los Galaxy Z Flip3 y Galaxy Z Fold3 puedes utilizarlos como un smartphone normal y sin miedo alguno porque sí, efectivamente son muy resistentes también ante caídas.

Saber más: Samsung Galaxy Z Flip3 5G y Galaxy Z Fold3 5G: las nueve claves que debes conocer

Que se trata de smartphones diferentes lo sabemos todos, que hay ciertos componentes más frágiles como el panel flexible también es lógico, pero esta vez hemos de reconocer a Samsung que ha hecho un gran trabajo con la robustez de su tercera generación plegable, capaz de resistir caídas de todo tipo manteniendo al menos intacta su funcionalidad.

De hecho, es como veréis el maltrato a este Galaxy Z Fold3 es severo, con caídas desde todos los lados y con la bisagra en todas las posiciones, desde cerrado completamente hasta abierto del todo e incluso con la bisagra a medias, probando ese Flex Mode, y demostrando de paso que el smartphone se mantiene vivo y sin fallas destacables a pesar de todo.

Obviamente no esperéis milagros, porque la carcasa de vidrio sí comienza a mostrar signos de desgaste tras múltiples caídas, con vidrios estallados y ciertas abolladuras, pero no es algo muy diferente de que lo sufriría cualquier otro móvil sin mecanismos plegables ni componentes frágiles como un panel OLED flexible.

Además, la bisagra mantiene su funcionalidad sin problemas, mientras que la pantalla interna pierde un sólo pixel y la externa no presenta problemas a pesar de la rotura del Gorilla Glass.

Dicen los compañeros de PhoneBuff, de hecho, que incluso ”parece ser más resistente y durable que el Galaxy S21 Ultra”, algo que sin duda otorga a Samsung el premio de la promesa cumplida y a los usuarios una tranquilidad extra con sus carísimos móviles de ultimísima generación.

Eso sí, mantened el cuidado todo lo que podáis porque cambiar la pantalla interna de un Fold3 rondaría los 500 euros, y no creo que a nadie vaya a gustarle pagar ese dineral sólo por un descuido… ¿O no?

Saber más: ¿Adiós definitivo? Samsung no renueva la marca Galaxy Note

Entra en Andro4all para leer el artículo completo

Puedes unirte a nosotros en Twitter, Facebook

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube!

Publicado recientemente en Andro4all

La entrada Samsung cumple con un Galaxy Z Fold3 muy resistente y durable: aquí están las pruebas se publicó primero en Andro4all.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *