Microsoft hace cada vez más difícil cambiar de navegador por defecto en Windows, pero Firefox ha conseguido ganarle el pulso

Mozilla ha facilitado, sin hacer mucho ruido en el proceso, un cambio que permite que Firefox sea el navegador por defecto en Windows. Cabe recordar que aunque Microsoft ofrece un método para cambiar de navegador por defecto en Windows 10, el proceso es más complicado que el simple hecho de hacer un clic dentro del navegador. Aunque era algo común entre los navegadores, desde Windows 10, Microsoft solamente permite esa facilidad en su propio terreno, Microsoft Edge. Pero Mozilla optó por tomar cartas en el asunto.

En la versión 91 de Firefox, *Mozilla cambió el método en que Firefox se establece como predeterminado en Windows 10, haciendo ingeniería inversa sobre la forma en que lo logra Microsoft Edge. Antes de este cambio, los usuarios de Firefox tenían que ir a la Configuración de Windows 10 para luego tener que seleccionar Firefox como navegador por defecto y, luego, ignorar la petición de Microsoft de mantener Edge. Ahora, se puede hacer directamente desde el navegador respondiendo a la pregunta de si “deseas establecer Firefox como predeterminado…”

Cambios desde el navegador

Firefox

Lo más polémico de la novedad es que elude las protecciones que Microsoft tiene y que la compañía incorporó a Windows 10 para garantizar que el malware no pudiera secuestrar las aplicaciones por defecto.

Un portavoz de Mozilla ha explicado a The Verge que “la gente debería tener la posibilidad de establecer de forma sencilla y fácil los valores predeterminados, pero no es así”. Según este, “todos los sistemas operativos deberían ofrecer soporte oficial a los desarrolladores para el estado por defecto, de modo que la gente pueda establecer fácilmente sus herramientas como predeterminadas“.

Sin embargo, la empresa se queja de que esto no sucede en Windows 10 y tampoco en el Windows 11 que está a punto de llegar. A causa de esta decisión de la de Redmond, Firefox depende de otros aspectos del entorno de Windows para dar a la gente una experiencia similar a la que Windows proporciona a Edge cuando los usuarios eligen Firefox como su navegador por defecto.

Una lucha de años y una novedad silenciosa

navegadores

Mozilla ha intentado convencer a Microsoft de que mejore la configuración del navegador por defecto en Windows, en diversas ocasiones en los últimos años, incluso con una carta abierta enviada a Microsoft en 2015.

Nada ha cambiado, y ahora Windows 11 hace aún más difícil cambiar de navegador por defecto. Con esto, Mozilla comenzó a implementar sus cambios en Firefox poco después de la presentación de Windows 11 en junio.

La actualización de Firefox llegó en agosto con un Mozilla 91 cargado de novedades, pero como fue un cambio realizado de forma discreta, había pasado desapercibido hasta ahora.

Cabe recordar que Google, Vivaldi, Opera y otros navegadores basados en Chromium no han seguido el ejemplo de Mozilla, y no está claro cómo responderá Microsoft. Microsoft tiene algunas razones relacionadas con la seguridad para mantener Edge como navegador por defecto, gracias a su tecnología “anti-hijacking”.


La noticia

Microsoft hace cada vez más difícil cambiar de navegador por defecto en Windows, pero Firefox ha conseguido ganarle el pulso

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Bárbara Bécares

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *