Análisis de Deathloop, la espectacular definición de bucle temporal según Arkane

Deathloop es la confirmación de que existe un sello Arkane. No es que Prey se alejara de las propuestas jugables vistas en Dishonored, ya se dejaba ver ahí que el estudio tenía un estilo bien definido, pero flotaba la duda de cara a su siguiente proyecto. ¿Abriría Deathloop un nuevo camino o seguiría afianzando el existente? Y ha sido lo segundo. De hecho, Deathloop podría ser una especie de spin-off loco de Dishonored sin problemas.

Es cierto que Deathloop no tiene las chifladuras a nivel de diseño de niveles que presentaba Dishonored 2, no van por ahí los tiros. Dishonored 2 iba de dejar alucinado al jugador con lo que los espacios y entornos de un videojuego pueden dar de sí; de experimentar a lo bruto con lo que se da por hecho que es un nivel que hay que explorar y recorrer. Deathloop no tiene casas mecánicas capaces de cambiar de forma, ni falta que le hace. Entre otras cosas porque Deathloop lo que sí tiene es un enorme bucle temporal con un planteamiento la mar de interesante.

Pero vayamos por partes.

¿De qué va Deathloop?

El protagonista de Deathloop es Colt, un tipo condenado a vivir el mismo día una y otra vez. Como en Atrapado en el tiempo, Al filo del mañana, Feliz día de tu muerte, Palm Springs y muchas otras películas maravillosas. Y, como en todas ellas, Colt busca romper el bucle.

Estas historias también tienen otro elemento en común: están planteadas como un puzzle desordenado que hay que resolver. En cada nuevo ciclo, los protagonistas deben absorber todo lo que les rodea para obtener pistas sobre cómo salir de ahí. Básicamente, qué hacer y qué no para estar más cerca de la solución. Cada nuevo dato es una pieza a encajar. Cada nuevo ciclo, una oportunidad de seguir recogiendo pistas. En ocasiones hay que morir. En otras, basta con que el ciclo se reinicie por sí solo. Y a empezar desde el principio.

En Deathloop, la forma de romper el bucle pasa por eliminar a ocho objetivos específicos. Visionarios, se llaman. No basta con matarlos, sino que deben morir en un solo ciclo del bucle. Cada ciclo está dividido en cuatro tramos de un día: mañana, mediodía, tarde y noche, y cada Visionario estará al alcance de Colt sólo en un tramo determinado del día y en una ubicación concreta. Las piezas del puzzle, por tanto, están formadas por esas dos coordenadas: cuándo y dónde se encuentra cada uno de ellos.

Para obtener estas pistas, Colt deberá investigar cada una de las cuatro zonas de Blackreef, la isla en la que tienen lugar los hechos relatados en Deathloop, en cada uno de los cuatro tramos del día que forman un ciclo. Eso quiere decir también que cada una de estas zonas ofrecerá retos distintos según la hora en que sean visitadas: los enemigos pueden ser más o menos numerosos, por ejemplo, o estar en distintas partes de cada zona.

Todo esto consigue que, después de haber visitado las cuatro zonas por primera vez, obligatoriamente en distintos horarios ya que es imposible visitar dos zonas durante la misma franja del día en un solo ciclo, surja la necesidad de visitarlas de nuevo en el resto de horarios. Es la única forma de conocer el paradero de cada uno de los ocho Visionarios.

Nada le impide a Colt matar al primer Visionario del que descubra su ubicación y momento adecuado para ello. Es más, lo ideal es hacerlo para poder conseguir el bloque que atesora cada uno de ellos (estos bloques son poderes especiales), basta con tener claro que al finalizar el ciclo habrá que decir adiós al bloque… y el Visionario volverá a estar vivo en el siguiente ciclo. Ahora es cuando surge la siguiente pregunta: ¿de qué sirve entonces eliminar a estos Visionarios en un primer momento si al final del ciclo todo se reinicia? Os recuerdo que, para romper el bucle, hay que llevar a cabo un día/ciclo perfecto en el que todos los Visionarios queden eliminados.

La respuesta tiene que ver con algo llamado Residuo. Uno de estos Visionarios, no os voy a decir cuál aquí, otorga al morir la posibilidad de conservar tanto las armas como los bloques conseguidos durante un ciclo mediante el Residuo. Se puede decir que es como una especie de moneda: una sustancia que, tras haber eliminado a ese Visionario en concreto, estará disponible para su recolección a lo largo y ancho de cada mapa y que servirá para imbuir armas, bloques e ingenios. Los ingenios son ventajas que se pueden acoplar a las armas: mayor precisión, mayor cargador, etc.

Al usar residuo para imbuir armas, bloques o ingenios, éstos pasarán a formar parte de nuestro arsenal de forma permanente tras cada reinicio de ciclo. Ni qué decir tiene que, cuanto antes eliminemos por primera vez al Visionario responsable del residuo, mejor. No hay nada más frustrante que tener que empezar un nuevo ciclo después de un par de horas de juego y que Colt vaya totalmente desprotegido, sin armas ni poderes, y con la urgencia y necesidad de tener que recogerlo todo de nuevo.

Deathloop

El residuo está presente en diversos objetos repartidos por cada una de las zonas de Blackreef y es fácil detectarlo: estos objetos desprenden una especie de aura multicolor que se puede absorber. La mala noticia es que la cantidad de residuo que otorga cada uno de estos objetos no es demasiado elevada. Un motivo más para explorar todos y cada uno de los edificios y rincones de cada mapa. También es posible convertir armas o ingenios en residuo si la cantidad recogida a partir de los objetos no es suficiente para imbuir no sé qué arma o no sé qué ingenio. En cualquier caso, harán falta unas cuantas horas iniciales para empezar a disponer de un arsenal con cara y ojos al inicio de cada ciclo.

Julianna, la otra gran protagonista

Antes decía que el protagonista de Deathloop es Colt, básicamente porque es el personaje jugable principal, pero hay otra gran protagonista llamada Julianna. Evidentemente no puedo ni os quiero contar qué une realmente a estos dos personajes, pero sí os puedo decir varias cosas de ella.

Lo primero es que va a acompañar a Colt prácticamente en todo momento. No físicamente, en este caso, sino mediante conversaciones por radio. De hecho, Julianna está siempre provocando a Colt y generando unos diálogos realmente descacharrantes. Tanto las frases de Colt como las de Julianna son oro, en general, algo que se ve hipervitaminado gracias a un maravilloso doblaje al castellano.

Desde el primer momento el juego es una incógnita, una enorme caja misteriosa. No sólo por la propia existencia de Blackreef, el bucle temporal y los Visionarios, de los que el jugador no sabe absolutamente nada, sino por Colt y Julianna. Todo irá cobrando sentido a medida que las piezas del puzzle vayan encajando ciclo tras ciclo.

Volviendo a Julianna: en determinados momentos, la muy maldita invadirá la partida para intentar matar a Colt. Si lo consigue, ya sabéis lo que pasa. Por contra, si Colt acaba con ella, dejará caer su bloque y jugosas recompensas.

Deathloop

El juego también permite controlar a Julianna mediante un curioso modo multijugador. Si el jugador que controla a Colt configura la partida como Online, otros amigos y jugadores de todo el mundo podrán invadirla en el papel de Julianna para matarlo. Si esa opción se desactiva, estas invasiones de Julianna vendrán de la mano de la IA. En cualquier caso, siempre habrá recompensas interesantes para el jugador que acabe con el otro.

No quiero entrar mucho más en el multijugador, pero lo cierto es que Arkane lo ha diseñado de forma que quien quiera invadir partidas como Julianna tenga sus propios poderes, desafíos y sistemas de progresión diferenciados de los de Colt. Entre otras cosas, Julianna cuenta de serie con un bloque que le permite adoptar la apariencia de cualquier NPC, ideal para confundir al Colt de turno y pillarle por sorpresa. No me ha parecido un modo estrella, pero tampoco un añadido descuidado. Tiene los suficientes elementos como para que invadir partidas con Julianna de vez en cuando sea divertido, provechoso a nivel de recompensas y progresión y no dé la sensación de haber perdido el tiempo.

Exploración y gunplay en Deathloop

La exploración es fundamental en Deathloop. Los niveles son puro Arkane, lo cual significa que, además de tener un tamaño considerable, tienen un gran número de rutas y rincones. Es fácil llegar a un punto de una zona que no habías visitado anteriormente tras varios ciclos, por ejemplo. Eso abre mucho también el abanico de opciones: para llegar del punto A al punto B no sólo existen varias rutas, sino que está todo lo comentado anteriormente del momento del día, el cual afecta directamente al número y ubicación de los enemigos.

Explorar una zona de punta a punta no sólo es útil para recoger residuo por el camino, es necesario para escuchar conversaciones y descubrir habitaciones o rincones que den pistas sobre lo que está pasando, la ubicación de armas y lo que es más importante: la localización del Visionario de turno. Si el objetivo final es llevar a cabo un ciclo perfecto en el que todos los Visionarios queden eliminados, lo primero es saber dónde van a estar y en qué momento del día van a estar ahí para, esta vez sí, ir en orden cronológico a por ellos.

A nivel de libertad de movimientos, quiero destacar de nuevo el brutal trabajo de diseño de niveles de Arkane. Con el ingenio personal que otorga doble salto a Colt ni siquiera es necesario recorrer las calles en determinadas zonas: es posible subir a los tejados e ir de un sitio a otro con la ventaja que otorgan las alturas. Hay que tener claro que Deathloop se puede jugar en modo sigilo o a balazos, y los amantes del primer estilo de juego lo van a gozar mucho con todas las posibilidades que ofrecen estos niveles.

Deathloop

A nivel de gunplay sí he de decir que el juego no está tan pulido como me había parecido en un principio. El sistema de apuntado no es el más preciso del mundo y los balazos de los enemigos quitan muchísima salud, así que, a pesar de que la posibilidad de actuar con sigilo o bien ir repartiendo balas a diestro y siniestro está ahí, el diseño apunta hacia recompensar el sigilo en mayor medida.

Esto tiene otras implicaciones que, en mi caso, me han hecho ver el juego como algo repetitivo en ocasiones. Teniendo claro cuál es el objetivo final y los pasos a seguir para conseguir las pistas de los Visionarios, es evidente que la repetición forma parte de la propia naturaleza del juego. Ahí no tengo queja alguna. Lo que en ciertas ocasiones me ha hecho torcer el gesto, y es algo personal pero que puede servirle a más de uno para saber lo que le espera, es haber perdido dos horas de partida tras haberlo hecho todo perfecto y haber metido la pata justo al final.

Claro, eso me pasa por cagarla, no es culpa del juego, estaréis diciendo algunos. Y así es, pero lo quiero dejar claro para que sepáis a qué tipo de juego os estáis enfrentando. En mi opinión, Deathloop es un título que se disfruta muchísimo en pequeños sorbos. Entras, haces una misión o dos, y lo dejas para otro día cuando todavía estás fresco. A la que estás mucho rato y te empieza a fallar la concentración debido a la sobrecarga de información, un error puede tirarte al suelo las últimas horas de juego. Y os recuerdo que hay que imbuir todo lo que uno quiera conservar entre ciclos.

La opinión de VidaExtra

Deathloop es un juego espectacular de principio a fin. Gráficamente huye del realismo y apuesta por ese estilo Arkane muy a lo Dishonored que ya conocemos, y todo luce de maravilla.

En cuanto a su historia, el planteamiento de dejar caer al jugador en medio de algo tan salvaje como un bucle temporal sin que pueda hacerse ni la menor idea de lo que está sucediendo es fantástico y está muy bien llevado tanto a la hora de descubrir pistas como en los diversos sistemas de menús que ayudan a seguir la progresión. Sin estos sistemas y sólo con unas pocas horas de juego a las espaldas, sería una auténtica chaladura intentar descifrar qué está sucediendo y qué hay que hacer a continuación.

Deathloop

En un primer momento da la impresión de que el juego lleva de la mano al jugador en exceso, pero a medida que pasan las horas se agradece esa consideración. Va a haber que darle al coco igualmente para resolver el puzzle final, que nadie se preocupe, y Arkane ha pensado en todo para que el jugador se pueda centrar en lo importante.

En definitiva, a quien le gusten los juegos de Arkane va a disfrutar de Deathloop al máximo. Y quien llegue de nuevas, va a descubrir un universo fascinante con una pareja de protagonistas maravillosa y una historia enrevesada digna de ser puesta en orden.

Deathloop Playstation 5 - Edición Exclusiva Amazon

Deathloop Playstation 5 – Edición Exclusiva Amazon

Deathloop

Deathloop

Plataformas PS5 (versión analizada), PC
Multijugador
Desarrollador Arkane Studios
Compañía Bethesda Softworks
Lanzamiento 14 de septiembre de 2021

Lo mejor

  • La historia, el bucle temporal
  • Muy buen diseño de niveles
  • Jugabilidad a prueba de balas

Lo peor

  • En ocasiones puede ser un poco repetitivo
  • La navegación por determinados menús, al menos en consola


La noticia

Análisis de Deathloop, la espectacular definición de bucle temporal según Arkane

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Alex CD

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *