Análisis de Dice Legacy, el último juego de gestión al que me he enganchado de forma enfermiza

Por aquello de vivir pegado a la actualidad del videojuego, no es fácil que una novedad de mi género favorito -los juegos de gestión– pase bajo mi radar sin que me entere. Si ocurre, la gran mayoría de veces es que mi sentido arácnido para el farmeo de comida, madera y piedra, me estaba ayudando a esquivar una bala envenenada.

Y es que no hay nada peor que ser fan de un género, cruzarte con un juego regulero, y encima tener que comértelo con papas porque toca analizarlo. Digo la gran mayoría de veces porque, en el caso de Dice Legacy, ni sabía que existía, ni sabía que iba a estar enganchado a él durante días.

Roguelike, juego de gestión y dados

Ojo porque la idea me parece macanuda. Dice Legacy es un roguelike de gestión en el que crear tu propia ciudad medieval. Si tus ciudadanos mueren, se rebelan o no son capaces de defender tu puerto de ataques enemigos, toca volver a empezar.

Dice00

Hasta aquí, guay, es un giro fantástico. Especialmente para aquellos que al empezar un juego de gestión reiniciamos la partida 200 veces para ir adaptando cada nueva ciudad a todo lo que vamos aprendiendo al jugar. Desde las mecánicas básicas hasta la mejor forma de colocar cada nueva pieza sobre la cuadrícula.

Pero ahora viene el giro que me acabó de encandilar. Todos esos ciudadanos sobre los que se mantiene tu imperio son dados. Simples dados de varias caras que, una vez lanzados, nos permiten realizar acciones como construir, interactuar con edificios, recoger recursos, luchar…

No sólo debes tener en cuenta cuántos dados tienes sobre el tablero, sino también qué acción arrojan con cada tirada, los valores de las mismas y cuántas tiradas les quedan hasta caer muertos de hambre.

Ce02

Lo sé, dicho así parece complicado de narices -y en cierto sentido así se refleja en las primeras partidas-, pero todo acaba resultando bastante más simple y accesible de lo que parece. Vamos a echar un vistazo a cómo se desarrollaría una partida básica.

Cómo se juega a Dice Legacy

Digamos que tienes tres dados en mano. Con uno de los botones los lanzas a la vez para ver qué resultado arrojan. Cada tirada consume energía, pero salvo uno de ellos aún quedan muchas tiradas para preocuparte por eso. Además, has tenido suerte, los tres dados arrojan el mismo resultado, herramientas, y es justo lo que necesitabas en ese momento.

Un dado lo pones a conseguir leña, otro a conseguir piedra, y el tercero lo pones a cazar. Tu estrategia es conseguir materiales para conseguir una casa, y comida para poder aprovechar el mesón que ya has construido antes. Abres el menú de construcción y compruebas que, efectivamente, con los materiales que consigas cuando termine el contador, podrás construir la casa que necesitabas.

Pulsas el botón de acelerar el tiempo hasta que todos los dados en uso vuelven a tu mano y vuelves a tirar. Como tienes comida puedes colocar el dado que estaba en las últimas en el mesón y gastar una unidad de alimento. Cuando acabe el tiempo habrás conseguido restablecer varios puntos de energía para seguir realizando tiradas.

Dice06

Lamentablemente la tirada no arroja la misma suerte con los otros dos dados y, aunque uno puedes ponerlo a conseguir leña, mientras lo hace realizas un par de tiradas más hasta conseguir que te salga la cara del martillo, lo que te permitirá construir la casa con los materiales recolectados anteriormente.

Estaría bien tener algunos dados más para agilizar acciones, ¿verdad? Pues eso es precisamente lo que te permitirá la casa, donde colocarás dos dados para que críen a un tercero. Así sucesivamente hasta tener los 12 dados que puedes tener en partida.

Sin embargo, ninguna ciudad ha salido adelante con 12 dados de granjero, así que ahora toca seguir consiguiendo nuevos recursos para construir una escuela en la que crear ciudadanos que puedan conseguir puntos para el árbol de mejora, soldados que puedan defenderte de ataques enemigos, mercaderes que puedan cambiar bienes por oro cuando tus minas se queden vacías…

Dice05

O mejor aún, crear edificios que te permitan evolucionar cada dado para hacer que las acciones de cada cara tengan más nivel -como conseguir más madera con una cara de herramientas elevada al cubo-, juntar unos dados con otros para evolucionar de golpe todas sus caras y conseguir habilidades especiales -por ejemplo, que no gasten energía-, o incluso extraer las mejores caras de seis dados para dar forma a un superdado con lo mejor de cada ciudadano.

Hambre de más

Por si todo lo narrado no lo evidencia lo suficiente, ya os lo suelto yo sin pelos en la lengua, es un pozo que flipas. Mi paso por la primera partida hasta alcanzar la victoria frente al enemigo que ocupa la otra parte del mapa ha sido una enganchada monumental.

Una partida que he ido reiniciando poco a poco hasta aprender cómo combatir el frío que frena tus cosechas y congela algunos dados en invierno, cómo hacer frente a los enemigos que poco a poco van minándote la moral y los edificios, cómo sacar el mayor partido de cada tipo de dado y, especialmente, cómo frenar que los distintos tipos de ciudadano se subleven y  me manden al traste una estrategia minuciosamente planeada y ejecutada.

Dice04

Nada me gustaría más que poder resaltar ahora cómo la cosa termina de explotar con un último giro que revoluciona la mezcla aún más, pero justo ahí, al completar la primera partida, es cuando el castillo de Dice Legacy se descompone un poco y se separa de su camino a ser un bombazo.

A la posibilidad de conseguir nuevos monarcas con habilidades especiales si consigues una tirada de dados especial, y distintos grupos de ciudadano con los que empezar, se suman también varios escenarios de desafío en los que hacer frente al mismo mapa con distintas dificultades, desde un invierno eterno hasta un escenario en el que sólo puedes conseguir oro mediante el comercio.

La opinión de VidaExtra

No hay posibilidad alguna de ponerse de morros con la idea. Al fin y al cabo es la salida más lógica y fácil que podía dársele al contenido ya creado de algo que, no lo olvidemos, tiene alma de indie, pero estaba tan enchufado al juego que la mera idea de encontrarme con un “pues con esto ya estaría” a nivel de mecánicas, unidades y edificios, cayó sobre mi estómago como un puñetazo.

Dice03

Es lo que tiene comer tu nuevo plato favorito y que, una vez terminado, la única opción que te quede sea repetir con ligeros cambios. Este tiene un poco más de sal, este es más picante… Pero te quedas sin probar un segundo plato y un postre del mismo chef e idéntica calidad. Entiendo hasta qué punto es pedir más de lo que toca.

En cualquier caso esas primeras horas hasta llegar al final no las cambiaría por nada del mundo. Pese a tener dados de seis caras, Dice Legacy es un juego redondo que merece muchísimo la pena probar a poco que te llame la atención la idea. Es una lástima que peque de algo más de falta de ambición en su endgame, pero incluso pese a no brillar en ese sentido ofrece suficientes razones para seguir enganchado.

Dice Legacy

Dice Legacy

Plataformas PC y Switch (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador DESTINYbit
Compañía Ravenscourt, Koch Media
Lanzamiento 9 de septiembre de 2021

Lo mejor

  • Una fantástica idea
  • Enorme variedad de edificios y habilidades
  • Un pozo de horas para los completistas

Lo peor

  • El endgame resulta poco ambicioso
  • La interfaz en Switch resulta algo incómoda


La noticia

Análisis de Dice Legacy, el último juego de gestión al que me he enganchado de forma enfermiza

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
R. Márquez

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *