Hemos completado la demo de House of the Ashes, un cambio de vista más lúgubre dentro de la antología de terror The Dark Pictures

Restan menos de dos meses para Halloween y como es habitual cada año, no faltarán juegos de terror coincidiendo con esos últimos días de celebración en octubre. Sin ir más lejos, The Dark Pictures: House of Ashes se adelantará unos días al salir el 22 de octubre, siendo la tercera parte de la antología de terror por parte de Supermassive Games (Until Dawn) y la primera en consolas next-gen.

Más allá del salto evolutivo, donde repiten igualmente PC y las anteriores PS4 y Xbox One, con House of Ashes el estudio británico ha introducido una serie de cambios a la mecánica principal, en parte motivados por la localización sobre la que transcurrirá en esta ocasión la acción: unas ruinas sobre las que recae una maldición de muchos siglos de antiguedad. Y hemos probado un adelanto…

El mayor peligro está bajo tierra y no es humano

House of Ashes

Un año después de su presentación oficial con motivo del final de The Dark Pictures: Little Hope, aquí viajaremos hasta 2003 en medio de un conflicto bélico con Irak. Lo que parecía una simple misión de reconocimiento tras una serie de barridos por satélite en busca de armas químicas se acaba truncando por el derrumbe de la zona y con varios miembros del pelotón a varios metros de profundidad, descubriendo un templo en ruinas y un peligro que no es humano.

Will Doyle, director del juego, nos adelantó hace unos meses cuáles eran las principales influencias del juego, destacando por encima de todo las películas Aliens, el regreso, Depredador y The Descent, junto con la novela “En las montañas de la locura” de H.P. Lovecraft, y lo cierto es que todo ello se palpa a las primeras de cambio. Porque House of Ashes juega con ese miedo hacia lo desconocido, o en el temor que podemos causar a nuestros aliados… hasta el punto de sacrificarlos en los momentos de mayor tensión al priorizar nuestra propia vida.

El mejor ejemplo de ello lo tenemos con una escena entre Jason y Eric: podemos decirle a nuestro compañero que hemos visto un monstruo o mantener la calma. Y de igual modo, soltar lastre cuando nos topamos con un tercer compañero malherido, que a la larga va a suponer una carga a la hora de ponerse a correr.

Esta tercera historia dentro de la antología de The Dark Pictures mantiene toda la esencia de la saga en cuanto a toma de decisiones (con esa brújula para indicar nuestra respuesta, lo que irá moldeando la relación con la gente que nos rodea), o los presagios a modo de coleccionables secretos que nos muestran las escenas con funestas consecuencias, pero introduce un cambio importante en el control.

Ya no habrá planos cinematográficos, sino que la cámara se situará en la mayoría de las ocasiones desde el hombro. Esto tiene una explicación, puesto que ahora podemos controlar la cámara con total libertad y con una linterna (o mechero) que nos servirá para divisar el entorno en busca de pistas… o peligros. Si bien aún debe pulirse en ciertas secciones (especialmente en pasillos con poca libertad de movimientos, con el cabezón del protagonista copando parte de la escena), es un cambio que se agradece y que tiene todo el sentido del mundo por su historia.

Esto no significa, ni mucho menos, que ahora se haya convertido en un Resident Evil 4, porque el uso de la vista no se traduce en un paso a la acción. No, no es un shooter de terror. Que controlemos a militares no significa que podamos usar sus armas con total libertad. De hecho, la acción seguirá estando reservada para los Quick-Time Events, donde ahí sí tendremos unos breves instantes para mover el cursor hacia el enemigo y pulsar el botón de disparo para que avance la escena.

House of Ashes se adaptará a tu estilo de juego

House of Ashes

Otra de las novedades de House of Ashes está ligada precisamente con dichos QTE en base al feedback de los usuarios, según dejó claro Supermassive Games hace unos meses. Se pueden personalizar varios parámetros ligados a esta clase de acciones o bien seleccionar directamente entre tres modos de dificultad para el juego y que la experiencia sea más exigente y con las mínimas ayudas posibles.

Si lo dejamos por defecto, habrá poquísimos segundos para reaccionar ante los momentos de peligro, avisándonos previamente del tipo de QTE que estamos a punto de recibir. Porque no es lo mismo una escena de disparos que otra en la que habrá que machacar el botón lo más rápido posible… siempre y cuando decidamos que queremos hacer eso. Porque ya decimos que hay ciertas acciones en las que si seguimos a rajatabla lo que nos pide dicho QTE acabaremos matando a un personaje… algo que ya anticipan los presagios, por otro lado.

Toda esa gente que haya disfrutado los anteriores The Dark Pictures se sentirá como en casa, aunque la forma en la que arranca esta aventura se desliga un poco a lo visto en las dos primeras. Y es que la historia no parará de alternar entre los distintos grupos (los marines Jason Kolchek y Nick Kay; la agente de la CIA Rachel King y su marido, el coronel Eric; aparte del oficial iraquí Salim Othman) a las primeras de cambio, comprobando la amplitud del antiguo templo de Naram-Sin a la vez que vamos desentrañando su oscuro pasado y lo que hubo después…

Poco más de una hora en el “inframundo” y con la figura del demonio Pazuzu (el mismo del que habrá una edición coleccionista) donde apenas da tiempo para que se vayan desarrollando las relaciones entre los personajes (salvo lo que ocurrió entre Rachel y Eric), pero con lo suficiente para saber que hay mucho más dentro de esas cuevas. Porque no fuimos los primeros en pisar esa zona en el último siglo, como deja ver en forma de documentos la mar de gráficos una de sus salas con mayor amplitud… Pero habrá que esperar al 22 de octubre para saber cómo continúa y si es realmente un punto de inflexión para The Dark Pictures por el cambio de vista con la cámara o se queda en una mera anécdota por su historia.

The Dark Pictures: House Of Ashes

The Dark Pictures: House Of Ashes


La noticia

Hemos completado la demo de House of the Ashes, un cambio de vista más lúgubre dentro de la antología de terror The Dark Pictures

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Jarkendia

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *