La entrada en vigor del Bitcoin en El Salvador como moneda está generando protestas: estos son los argumentos en contra de su uso

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció en junio que el Bitcoin sería una moneda de curso legal el El Salvador, una medida pionera en el mundo. Esto fue poco después de contar públicamente su intención de llevar al legislativo de su país un proyecto de ley destinado a convertir el Bitcoin en moneda de uso legal.

De este modo, el 7 de septiembre será el día en el que oficialmente la más famosa de las criptomonedas arranque en el país centroamericano como una moneda de uso legal y esto ha levantado muchas opiniones, tanto buenas como malas.

Estos días la ciudadanía ha salido a las calles para protestar contra esta medida y diversas personas han denunciado públicamente que quien se muestra abiertamente contra la llamada Ley Bitcoin puede ser objeto de represión y persecución política.

Y es que la Agencia EFE ha publicado que diversos manifestantes han dicho que Mario Gómez, un especialista en informática y criptomonedas que ha sido crítico de la implementación del Bitcoin en el país, ha sido detenido por, supuestamente y de acuerdo a las alegaciones oficiales, estar implicado en delitos de fraude financiero.

Posible medio para la corrupción

bitcoin

Por un lado, el hecho de que se aprobase la ley de una forma tan rápida parece estar causando escepticismo en la población. Hay que recordar que el Presidente habló de esta posibilidad, y dos días más tarde, la Asamblea Legislativa que está dominada por el partido del mandatario, Nuevas Ideas, aprobaba la llamada “Ley Bitcoin”, un documento de 16 artículos, sin una gran discusión en la mencionada asamblea. Según un estudio presentado en el mesd e julio, un 77% de la ciudadanía no estaba de acuerdo con la Ley Bitcoin.

Otros dos temas que mucho preocupan son que pueda usarse como medio para lavar dinero en un país que ya tiene problemas con su corrupción y con el narcotráfico y que pueda traer problemas económicos ya que el Bitcoin es una moneda muy volátil.

No hay que olvidar que de acuerdo con el Índice de la Percepción de la Corrupción, El Salvador es uno de los países de América (y también del mundo) donde los ciudadanos perciben más corrupción. Como publica la Revista de la Universidad mexicana Tec Steve Hanke, economista de la universidad John Hopkins, ha dicho que considera una “locura” la idea de “introducir un vehículo de corrupción (la criptomoneda) en un ambiente que ya es corrupto”.

Por su parte, el economista Luis Membreño señaló a Expediente Público (una revista de periodismo de investigación en Honduras y Nicaragua) que hay un riesgo en el uso de esta moneda en un país marcado por el narcotráfico y es que pueda servir como “una forma de esconder recursos ilegales, productos de corrupción y narcotráfico”.

También Estados Unidos ha puesto en su lista de personas ofiales corruptas a miembros del gobierno muy cercanos al presidente.

La volatilidad del Bitcoin

bitcoin

Por otro lado, hay que recordar la volatilidad del Bitcoin, que va incrementando su valor y cayendo de formas drásticas, y lo cual es algo que genera dudas entre la sociedad.

Por ejemplo, tenemos que esta criptomoneda el pasado abril estuvo valorada en más de 63.000 dólares, hace unos días llegó a valer 33.000 dólares. El economista César Villalona ha dicho a la cadena BBC que esto se traduce a que esta gran fluctuación puede ocasionar que a una persona que va a comprar con Bitcoin una camisa que ayer valía el equivalente 30 dólares hoy ya no le alcance porque el valor de la criptomoneda disminuyó.

Stanley Quinteros, miembro del sindicato de trabajadores de la Corte Suprema de Justicia ha dicho como argumento del colectivo que representa y que está contra la decisión que “sabemos que esta moneda fluctúa drásticamente. Su valor cambia de un segundo a otro y no tendremos ningún control sobre él”.

De hecho, sobre el control ante una criptomoneda tan variable, El Salvador pidió apoyo al Banco Mundial pero estos se han negado a colaborar. Según un portavoz de esta institución dijo a la CNN, “estamos comprometidos a ayudar a El Salvador de diversas formas, incluso para la transparencia cambiaria y los procesos regulatorios. Si bien el gobierno se acercó a nosotros para pedir ayuda con bitcoin, esto no es algo que el Banco Mundial pueda apoyar dadas las deficiencias ambientales y de transparencia” de la criptomoneda.

Quien sí apoyará a El Salvador en este cometido será el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). “Reafirmamos a El Salvador nuestro apoyo para la adopción de esta nueva ley que permitirá a su economía implementar un nuevo método de pago.

Nos encontramos preparando un paquete de asistencia técnica dirigido por expertos para apoyar a las autoridades económicas del país, armonizando las necesidades de los usuarios, ayudando a prevenir las actividades ilícitas, y evitando cualquier impacto indeseable sobre la estabilidad financiera y la política monetaria”, según ha dicho Dante Mossi, su presidente.

Otras dudas que genera el Bitcoin: desdolarización de la economía

bitcoin

La moneda de El Salvador es el dólar. Y las relaciones del presidente Bukele con Washington no son muy buenas. Por esto, hay quienes creen que el objetivo final será “desdolarizar la economía” tirando por una moneda descentralizada como es el Bitcoin, algo que Bukele ha negado. Cabe recordar que en 2001, El Salvador introdujo el dólar estadounidense como una moneda de curso legal. Este desplazó el colón como la moneda que se utilizaba nacionalmente.

La nueva ley pondrá en El Salvador al Bitcoin como moneda de igual validez que el dólar estadounidense (actual moneda de El Salvador). Y además, la regulación aprobada por los legisladores, en su artículo 7, establece que “todo agente económico deberá aceptar el Bitcoin como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio”.


La noticia

La entrada en vigor del Bitcoin en El Salvador como moneda está generando protestas: estos son los argumentos en contra de su uso

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Bárbara Bécares

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *