El pequeño Dewey no está muerto ni ha sido detenido pero, probablemente harto de todos los falsos rumores vertidos sobre él, lleva años alejado de los focos.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *