Ni God of War ni Uncharted, yo lo que quiero es un Ape Escape de los creadores de Astro Bot

La sobredosis de nostalgia de estas semanas se coronaba estos últimos días con mi retorno, entre lágrimas de alegría y de pena, a la magnífica saga Ape Escape. Lo jugaba feliz porque sigo pensando que es de las mejores ideas que nos ha dado Sony, pero con la irremediable tristeza de ver cómo se ha ido abandonando con el paso de los años.

Hoy, el juego que me obligó a comprar un DualShock a finales de los 90 ya no es ni la sombra de lo que fue, y tras tres entregas principales y una decena de experimentos, la saga lleva muerta y enterrada más de una década. ¿Hemos perdido la esperanza? Por supuesto que no.

El olvidado éxito de Ape Escape

Convertido en el primer juego que requería el DualAnalog -o el DualShock que llegó poco después- para poder jugar, Ape Escape pasó de estrategia de marketing a saga venerada por los usuarios de todo el mundo, que se rindieron a su absurdo humor y propuesta de la mano de una jugabilidad única.

La idea detrás de Ape Escape era aprovechar el doble joystick del DualShock en una época en la que en consolas aún se giraba la cámara a golpe de gatillo. Eso en el mejor de los casos, claro. En el peor lo único que tenías era una cámara fija que podías recolocar detrás del avatar si querías mirar en la misma dirección que él.

¿Y qué hacías con el joystick que ahora sirve para controlar la cámara? Pues controlar los brazos del personaje. Si el izquierdo era el dedicado a sus piernas y el movimiento, el segundo se encargaba de mover sus múltiples accesorios, por ejemplo permitiendo decidir en qué dirección querías golpear con la red para cazar, o haciéndolo girar a gran velocidad para mover un hula hoop.

A partir de ahí la idea era recorrer distintos niveles cazando los monos que se habían escapado y rondaban haciendo monerías por cada uno de ellos. En el mejor de los casos había que golpearlos con un palo y cazarlos cuando estuviesen atontados. En el más complicado tocaba realizar varios pasos como, por ejemplo, hacerle caer con un tirachinas desde una plataforma elevada, perseguirlo con el hula hoop de velocidad y, ya en el último paso, ver cómo el bicho quedaba atrapado en tu red.

Ape Escape

Lo poco inspirado de sus plataformas, a kilómetros de lo que otros juegos de la época ofrecían, lo compensaba con divertidos escenarios y, sobre todo, una alucinante colección de gadgets que se iban desbloqueando nivel tras nivel para que siempre hubiese algo nuevo que probar.

¿En qué punto está la saga Ape Escape?

Alguno estará preguntándose: “¿y si tan bueno era, dónde está?”. Pues ahí viene la enjundia, porque por no estar no está ni en la PlayStation Store. De los 13 juegos comentados unas líneas más arriba, sólo puedes comprar Ape Escape 2 (que está de oferta a 4,99 euros he incluido en PS Now, por cierto).

Como si fuese el grano que aparece minutos antes de que llegue tu cita de graduación, Sony parece haber escondido la saga de la extinta Japan Studio bajo una capa de maquillaje y vergüenza que nos dejó de pasta de boniato con la celebración del 20 aniversario de la saga.

Astro Escape

Un vídeo conmemorativo repasando a la franquicia, una cuenta de Twitter que llegó con la misma poca gracia con la que se fue, y los incesantes rumores no sólo de un Ape Escape 4 del que nunca hubo confirmación oficial, sino también de la posible llegada de los juegos clásicos a la PlayStation Store tras su aprobación en distintos organismos de calificación por edades.

Pero ni agarrándonos a clavos ardiendo que tiene lo justo de ilusionantes, salimos contentos del culebrón Ape Escape. ¿Qué nos queda? La esperanza sabiamente condensada en la imagen que tenéis sobre estas líneas. El Team Asobi aprovechando esa confianza puesta en ellos para echar un cable a toda la gente de Japan Studio que está ahora bajo su paraguas.

Si algo ha dejado atrás Sony en sus últimas generaciones es el amor por unos plataformas cuyo potencial a nivel de calidad y ventas ha quedado más que demostrado con ejemplos como el de Crash Bandicoot o el propio Astro’s Playroom. Hay calidad, ideas y dinero como para coger Ape Escape y devolverlo al pedestal de donde nunca debió bajar. Dadnos esa alegría, por favor.


La noticia

Ni God of War ni Uncharted, yo lo que quiero es un Ape Escape de los creadores de Astro Bot

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
R. Márquez

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *