El director nos cuenta cómo sacó al actor de su habitual perfil de “bonachón” para transformarle en el malo malísimo de su última película.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *