Cuando Sylvester Stallone pasó de ser una de las mayores estrellas a un apestado de Hollywood por un acuerdo multimillonario que salió fatal

Hace unas semanas os hablaba del caso de Jim Carrey y ‘Un loco a domicilio’, título por el que se convirtió en el primer actor de Hollywood en cobrar 20 millones de dólares por una película. Una cifra que otros intérpretes tardaron muy poco en empezar a ganar. Uno de ellos fue Sylvester Stallone, quien en agosto de 1995 firmó un contrato con Universal con el que parecía que iba a comerse el mundo.

El acuerdo con Universal consistía en que el actor protagonizaría tres películas para la compañía a cambio de 60 millones de dólares. Un movimiento no exento de polémica, ya que una de las primeras decisiones tomadas por Ron Meyer, quien acababa de ser nombrado presidente de la compañía, siendo antes representante del propio Stallone cuando trabajaba para Creative Artists Agency.

En pausa

Panico En El Tunel

El actor celebraba entonces el acuerdo con el siguiente mensaje: “Ron Meyer siempre me ha dado grandes consejos y me ha proporcionado un estupendo liderazgo. Ron Meyer y Universal Pictures tienen el 100& de mi dedicación para hacer el mejor trabajo que haya hecho, y definitivamente lo mejor está por llegar“.

Sobre el papel, el movimiento de Universal no era nada descabellado, pues poco antes había pagado 17,5 millones al propio actor por ‘Pánico en el túnel’ y Stallone acababa de firmar un acuerdo con Savoy Pictures, distribuidora en su momento de títulos como ‘Una historia del Bronx’ o ‘Los asesinatos de mamá’, por esos 20 millones de dólares. Era lo que costaba.

Sin embargo, el momento de gloria duró poco. Por un lado, Savoy Pictures tuvo que echar el cierre antes de que su película con Stallone pudiera concretar -años después se dio la casualidad de que la propia Universal acabó haciéndose con los derechos de su catálogo-, y además el actor encadenó dos sonoros fracasos en taquilla (‘Juez Dredd’ y ‘Asesinos’) ese mismo año. Algo mejor de suerte tuvo ‘Pánico en el túnel’ al año siguiente, pero casi 160 millones de dólares de recaudación frente a 80 de coste tampoco invitaban a querer hacer grandes gastos, sobre todo por su flojo recibimiento en el mercado doméstico.

Más dura será la caída

Cop Land Stallone

Llegaron entonces varios años en los que Universal iba mareando la perdiz sin llegar a dar luz verde a ningún proyecto encabezado por Stallone -uno de ellos, ‘Sospechoso cero’, se concretaría varios años después con Aaron Eckhart de protagonista-. Aunque el propio actor resumió esa experiencia como “me senté dos años en una habitación esperando a que decidiesen qué hacer conmigo“, lo cierto es que inactivo tampoco estuvo, pues tuvo tiempo para encabezar ‘Cop Land’ y prestar su voz a uno de los protagonistas de ‘Antz (Hormigaz)’.

La espera llegó finalmente a su fin en 1999, año en el que rodó ‘D-Tox (Ojo asesino)’, un thriller de terror que no llegaría a los cines hasta 2002 y por la puerta de atrás. El motivo es que en Universal no quedaron nada satisfechos con el resultado y ordenaron regrabar escenas. Tampoco les gustó entonces el resultado y dejaron dejar la película olvidada en una estantería.

Ya en el año 2000 se empezó a hablar de un cambio en el acuerdo con Universal por el cual finalmente cobraría 30 millones de dólares -20 por ‘D-Tox (Ojo asesino)’ y 10 por otra producción más pequeña que nunca llegaría a concretarse-, pero finalmente se optó por dejar caducar el mismo y que cada uno siguiera caminos separados.

Stallone encadenó varios sonoros fracasos en taquilla como ‘Get Carter (Asesino implacable)’ y ‘Driven’, por la cual también se embolsó 20 millones de dólares, antes de que ‘D-Tox (Ojo asesino)’ llegase finalmente a los cines. Eso sí, en Estados Unidos no lo hizo de la mano de Universal, pues vendió sus derechos de distribución a DEJ Productions. El resultado fue una catástrofe, pues no alcanzó los 7 millones de dólares de recaudación mundial frente a un presupuesto de 55 millones.

Así finalizaron los años en los que Stallone era uno de los actores más cotizados de Hollywood. Es cierto que su carrera volvió a resurgir poco después gracias a recuperar a dos personajes más míticos en ‘Rocky Balboa’ y ‘John Rambo’, pero durante unos años prácticamente nadie en Hollywood confió en él.


La noticia

Cuando Sylvester Stallone pasó de ser una de las mayores estrellas a un apestado de Hollywood por un acuerdo multimillonario que salió fatal

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Mikel Zorrilla

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *