Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin: Capcom vuelve a lucirse con un JRPG cautivador e imprescindible

La serie Monster Hunter es mucho más que abatir wyverns y bestias alucinantes con armas colosales: es una manera única de abordar el rol y la fantasía a través de la propia emoción. Sobre todo, cuando ésta es compartida. Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin es un cambio de registro, desde luego, pero también una manera magistral de ampliar el universo Monster Hunter. Y, en el proceso, se corona como un JRPG imprescindible.

Porque si Capcom ha sabido afinar las sensaciones de epicidad y emoción y perfeccionar la fórmula original con Monster Hunter Rise, también es capaz de desmontar las premisas originales y reensamblarlas, sustituyendo la espectacular acción por unos combates por turnos explosivos. Lográndolo con notable éxito. Y, en el proceso, conserva en Wings of Ruin todo aquello que hace que la saga Monster Hunter sea considerada de culto a nivel mundial.

A fin de cuentas, la secuela de Monster Hunter Stories es una reinvención de Monster Hunter. Se desmarca de manera intencionada, y con notable acierto, de la saga principal. Reteniendo todo lo que la distingue de sus sucedáneos. Posicionándose no solo como una entrega diferente, pero igual de imprescindible para los fans de la licencia estrella de Capcom, sino también como un JRPG que ya es una cita obligada para los apasionados por el género y los combates por turno.

No es que se prescinda de las gloriosas batallas con monstruos de todas las formas y tamaños. Eso está totalmente implícito en Monster Hunter Stories 2. Es más, como en prácticamente todas las entregas, también nos tocará recolectar minerales, hierbas y bichos entre aventura y aventura, y mejorar nuestras armas y vestuario no es opcional.

Únete al servidor oficial de VidaExtra en Discord

La exploración es una parte central del juego, claro. Como juego de Monster Hunter se retiene la esencia de la saga de manera integral, pero el formato y la temática va en otra dirección. Dicho de otro modo: Monster Hunter Stories 2 se niega a ofrecer lo mismo pero con otro sistema de combate: es un JRPG por derecho propio, con énfasis en los personajes y una trama cautivadora. Una nueva manera de abordar este fascinante universo que, además, lo complementa, lo expande y lo abre a nuevos jugadores.

Field02 02

En este aspecto, el modo en el que Wings of Ruin se desmarca de lo visto en Monster Hunter World, o MH Generations no se limita a las mecánicas de juego o su apartado artístico, muy alineado con el anime o las producciones más recientes de Level5; sino porque, de entrada, en Monster Hunter Stories 2 no seremos cazadores, sino Monster Riders. Y no cualquier Rider, por cierto.

Nuestro héroe es el descendiente de una leyenda que logró hacer amistad con los monstruos. Especialmente, con un poderoso wyvern conocido como Ratha Guardián. Una criatura vinculada con las Alas de la Ruina

Monster Hunter Stories 2: la profecía de las Alas de la Ruina

a

Los Rathalos están desapareciendo. Las poderosas bestias han comenzado a batir sus alas y emigrar hacia lo desconocido. Al mismo tiempo, una serie de sucesos extraños ha comenzado a alterar a los monstruos a nivel mundial y afectar el medio ambiente, lo cual ha puesto a los cazadores contra las cuerdas.

La manifestación de este fenómeno  ha llegado a la paradisíaca Mahana, la aldea al centro de isla Hakolo protegida durante años por Ratha Guardián y el espíritu de Red, un héroe respetado en todo el mundo. Una leyenda que, en vida, se ganó el reconocimiento de hombres y wyverianos, y el afecto de los monstruos.

Por suerte, la voluntad de Red sigue viva a través de su nieto, quien puede ser la clave para resolver este misterioso acontecimiento. Ahora bien, como todos los habitantes de Mahana, nuestro protagonista no es un cazador, sino un Rider. Un jinete de monstruos, o monsties, capaz de establecer un vínculo especial con cualquier criatura.

a

El nieto de Red apenas ha comenzado a hacerse a la idea de que acaba de ser nombrado rider por el jefe de su aldea cuando se encuentra ante una inesperada sorpresa: Ena, una chica wyveriana que conocía a Red, le confía un huevo que contiene una cría de Rathalos.

Al principio, nuestro pequeño monstie tendrá unas pequeñas alitas con las que ni siquiera es capaz de iniciar el vuelo. Poco a poco, y conforme vayamos descubriendo los sucesos que atormentan al mundo y los propios monstruos, descubriremos la profecía del Rathalos legendario. Un ser cuyas alas, según se dice, desatarán la calamidad sobre la tierra.

En Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin seremos el nieto de Red. Un héroe que crearemos con la apariencia y el nombre que deseemos, decidido a descubrir qué es lo que atormenta al mundo. Un rider que ha heredado la voluntad de su abuelo, pero que se ganará el respeto de humanos, wyverianos y monstruos a través de la amistad y el valor en los momentos más delicados.

Field10 03

Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin es una expansión total del universo Monster Hunter, permitiéndonos explorar a lomos de nuestros monsties regiones amplias y llenas de vida, aldeas exóticas con historias que contar y tiendas en las que comerciar con aquello que encontremos y, por supuesto, regiones dominadas por peligros imponentes. Por suerte, ni estaremos indefensos, ni lucharemos solos.

Combates por turnos con toda la emoción de Monster Hunter

Weapon01 Ss01

Que seamos riders y hagamos amistad con los monsties no implica que los épicos combates se queden fuera de la propuesta jugable de Monster Hunter Stories 2. Más bien, todo lo contrario: Capcom ha reimaginado las batallas de manera que no solo deberemos abatir a imponentes criaturas o grupos reducidos de monstruos, sino que lucharemos codo con codo con los monstruos.

Las comparaciones de Monster Hunter Stories 2 con Dragon Quest están muy bien fundadas: los combates son por turnos y el uso de habilidades especiales, objetos y ataques combinados son la tónica general. A lo que hay que sumar, y esto es lo esencial, que el conocimiento previo que tengamos de los monstruos marcará la diferencia.

a

Entrados en combate, existe un esquema de batalla en el que el tipo de arma o el tipo de iniciativa nos dará prioridad o condicionará el efecto de nuestro asalto. Como en Monster Hunter, hay tipos de armas que son más efectivas en determinadas zonas del cuerpo de los monstruos grandes y lo mismo se aplica a nuestras acciones. A lo que hay que sumar, claro, las estadísticas de nivel y las mejoras de nuestro arma.

Esto que parece más o menos complejo queda realmente bien simplificado a través de una interfaz de combate clásica pero muy bien integrada, promoviendo que seamos creativos y experimentemos. Recompensando nuestra experiencia acumulada y, sobre todo, nuestra manera de compenetrarnos con nuestros compañeros de equipo. Incluyendo los propios monsties.

Si bien solo controlaremos a nuestro héroe, aunque podremos dar instrucciones a nuestro monstie, en batalla no solo podremos alternar de arma o monstie, sino que también podremos montarnos en él para realizar nuevos ataques o realizar alucinantes asaltos combinados. De modo que los encuentros no solo son un espectáculo en sí mismo, sino que también se promueve la comunicación o que nos adaptemos a lo que hacen nuestros compañeros.

Como todo JRPG, mientras más luchemos, más recompensas obtendremos. Y de nuestro rendimiento y éxito en combate, el cual será evaluado, obtendremos recompensas valiosas y hasta piezas sueltas de monstruos con los que mejorar todavía más nuestras armaduras o forjar mejores armas. En este aspecto, el sistema es, en esencia, el mismo que en los otros Monster Hunter.

Con todo, una de nuestras referencias absolutas será la Monstruopedia que iremos completando a base de avanzar en el juego. Una especie de Pokédex con información muy precisa y todavía más valiosa de cada bestia y wyvern. Eso sí, antes de rellenar cada entrada, deberemos vencer a los monstruos en cuestión.

a

El sistema de encuentros es también un acierto. Como en Monster Hunter Rise, la secuela de Monster Hunter Stories es un conjunto de grandes escenarios que abordaremos desde las diferentes aldeas. Las maneras de iniciar combate son, básicamente, a través de seguir la propia historia o aproximándonos a los monstruos (como en Dragon Quest XI). Pudiendo pillarlos por sorpresa, pero también exponiéndonos a ser sorprendidos.

Lo cual nos lleva a una duda muy razonable: ¿cómo podemos sumar  monsties a nuestra causa? Bueno, ese es el aspecto más original e interesante de esta subsaga: como en Pokémon, en Monster Hunter Stories 2 se nos invita a hacernos con todos los monstruos del juego. Pero, siendo justos, The Pokémon Company debería tomar buena nota de lo que hace Capcom.

Los Monsties, el corazón de Monster Hunter Stories 2

Field01 02

Los monsties son nuestros aliados en el juego, y no solo lucharán a nuestro lado, sino que también servirán de monturas para los Riders. Fomentando la exploración y promoviendo que nuestras incursiones hacia lo desconocido, a lo largo y ancho de territorios naturales, sea una experiencia en sí misma.

No todas las monturas son iguales. O, más bien, cada tipo de monstie tiene habilidades únicas: algunos saltan, otros nadan, otros trepan, otros mantienen alejados e intimidados a los demás monstruos del escenario y algunos de ellos nos ayudarán a recolectar materiales. Y lo mejor es que podremos alternar entre ellos en cualquier momento del juego.

Nuestro héroe irá acompañado de su propio equipo de monsties, de manera que podremos adaptarnos a cada terreno y expandir nuestra exploración conforme vayamos conociendo nuevas especies de wyverns y bestias. Lo mismo ocurre en batalla, de modo que podremos cambiar de monstie a otro que tengamos en el banquillo sin tener que renunciar a nuestra acción en el turno.

System04 01

Precisamente, es a través de la propia exploración como obtendremos nuevos monsties: a lo largo de cada escenario hay repartidos nidos de monstuos, la mayoría de ellos bien custodiados, en los que podremos hacernos con un huevo. Al incubarlos nacerá una cría de monstie con unas habilidades únicas que podremos sumar a nuestro equipo o dejar al cuidado en las aldeas en las que estemos de paso.

Si bien, comparamos el sistema de combate con Dragon Quest, lo justo es tender lazos con Pokémon en este aspecto: la obtención de monsties es una parte central de la experiencia. Muchos de ellos los obtendremos a lo largo de la historia y otros a base de curiosear. Pero hacerlos fuertes y mejorar sus atributos pasará, poco a poco, a ser nuestra prioridad; el máximo reclamo del endgame (el contenido al completar el juego) y lo que marcará la diferencia en el multijugador. Porque también lo hay.

Una singularidad de Monster Hunter Stories 2 es su modo de mantenerse fiel a la experiencia clásica de los JRPGs e introducir elementos esenciales de la saga Monster Hunter. Y, en ese aspecto, el multijugador no se podía quedar fuera. Capcom ofrecerá a través de Wings of Ruin dos tipos de experiencia online: las expediciones colaborativas y los duelos. Dos reclamos añadidos y dos soberbias maneras de redondear un juego que ya es imprescindible.

La opinión de VidaExtra

Field10 02

No te sabría decir cuánto tiempo llevaba buscando un RPG de carácter japonés que me apasionase. Que me enganchase con fuerza y me tuviese jugando hasta que la batería de mi Switch pidiera clemencia. Hoy me complace confirmarte que he encontrado ese juego. Su nombre es Monster Hunter Stories 2 y tengo claro no es un romance de verano: se ha posicionado merecidamente entre mis JRPG favoritos.

Capcom vuelve a lucirse con su saga estrella con una aventura imprescindible y un enfoque diferente que le sienta de maravilla. Reteniendo lo esencial, y llevando desde ahí al jugador, al apasionado por los JRPGs y a aquellos que enganchan una cacería épica con la siguiente, a una historia con personajes que tienen mucho que aportar, una historia de corte clásico y unos paisajes de auténtico ensueño.

Y es que el modo en el que Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin te invita a perderse, curiosear o acumular recursos y niveles o te permite ir directamente al siguiente tramo de la historia debe sentar nueva cátedra.

Field05 02

¿Lo mejor? Como ocurre con Monster Hunter Rise, el lanzamiento es solo el principio: a lo largo de los próximos meses la propuesta de juego se irá redondeando con nuevos contenidos, monstruos y desafíos. Elevando la rareza de las criaturas y añadiendo nuevos quests y encargos. Dándonos nuevas excusas para seguir estrechando vínculos con nuestros monsties.

Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin es, por derecho propio, uno de los RPGs imprescindibles de Nintendo Switch y hará las delicias de los apasionados por el rol Made in Japan de PC. Además, claro, de aquellos jugadores de escritorios que le han dedicado incontables horas a Monster Hunter World. Y, en el proceso, es la demostración definitiva de cómo expandir el universo y el propio legado de una saga de culto, como es Monster Hunter, saliéndose por la tangente.

Imprescindible

Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

Plataformas Nintendo Switch (versión analizada) y PC
Multijugador Sí, hasta cuatro jugadores
Desarrollador Capcom
Compañía Capcom
Lanzamiento 9 de julio de 2021

Lo mejor

  • Un JRPG magistral que expande el universo Monster Hunter
  • El sistema de combate por turnos es tan espectacular como dinámico
  • Los Monsties y su manera de expandir los exóticos mapeados

Lo peor

  • Las ojeras que te saldrán a base de hacer pequeños encargos y meterte siempre en la penúltima misión. Siempre, la penúltima


La noticia

Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin: Capcom vuelve a lucirse con un JRPG cautivador e imprescindible

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Frankie MB

.

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *