Las autoridades de China consiguieron desalojar el portal ‘Cheat Ninja’, pero su fundador consiguió escapar del arresto. Su alias es Catfish y hoy conocemos su historia.

Hacer trampas no es una práctica extraña dentro de la industria del videojuego, y mucho menos en aquellos títulos que acaparan una gran atención por parte del público. En los últimos años se ha convertido en todo un negocio mientras los estudios de videojuegos luchan contra estos métodos, que empañan la experiencia que han concebido para sus títulos. Sólo hay que realizar una rápida búsqueda para encontrar a alguien que vende software con el que eludir las normas de un juego. Un título que no escapa de estas telarañas es Playerunknown’s Battlegrounds: hoy conocemos la historia de la página web Cheat Ninja y de su creador, Catfish, que continúa buscado por las autoridades chinas.

Vídeo:

Playerunknown’s Battlegrounds, Cheat Ninja, China y Catfish: La historia

Cheat Ninja ha sido el lugar más solicitado por los tramposos en China, un mercado donde Playerunknown’s Battlegrounds es especialmente popular. En enero de este año se produjo su cierre, pero desde Vice han conseguido localizar a Catfish, el desarrollador original de este portal que consiguió escapar del arresto de las autoridades chinas. Ya en 2020 Cheat Ninja fue el objetivo de una gran investigación legal, tras lo cual varias de sus figuras claves fueron finalmente arrestadas…

Todas, excepto Catfish. Nuestro protagonista, después de haber sido alertado, utilizó literalmente “un buen martillo viejo” para destruir todas sus unidades de disco. Después, eliminó sus servidores de trampas para empezar a esconderse. Mientras Catfish continuaba escondido, los investigadores revelaban en abril las ganancias de Cheat Ninja: alegaron que llegaron a ingresar 77 millones de dólares con sus trampas. Catfish ha señalado que esa cifra es más o menos precisa gracias a la inflación del Bitcoin, aunque las estimaciones anteriores rondaban en los 46 millones.

“Ofrecíamos las mejores trampas para el juego más popular”

¿De dónde salió todo este dinero? Cheat Ninja hizo de las trampas un negocio: ofrecía suscripciones de entre 10-15 dólares mensuales. En su momento álgido, el portal sostiene que consiguieron atraer a 1000 suscriptores nuevos cada día, generando la cantidad de 350.000 dólares al mes. “Sin embargo, esto no es lo habitual en el mercado de las trampas”, sostiene Catfish al medio. “Creo que lo hicimos porque, simplemente, ofrecíamos las mejores trampas para el juego más popular“.

Quiero arruinar los juegos [de estas empresas] y dañar sus ganancias“, expresó Catfish. Sin embargo, desde Vice señalan que unos días más tarde cambió su discurso ligeramente: “Estoy dejando este tema de que me paguen por hacer trampas. Ya no necesito ganar dinero con esto, y fue demasiado estrés luchar contra todos estos anti-trampas, competidores, estafadores, crackers, etc, por no mencionar a la policía. Todavía seguiré haciendo trampas, pero sólo para mí y algunos amigos“.

Novedades en PUBG

Dejando a un lado todo este emporio de las trampas, os recordamos que PUBG dio recientemente la bienvenida a su temporada 11 en todas sus plataformas. Entre sus principales novedades descubrimos el regreso del mapa Páramo y la introducción del pickup de emergencia, que sirve para ayudarnos en las situaciones más peliagudas. Tenéis todos los detalles por aquí.

PUBG: La historia de cómo el mayor tramposo de China consiguió escapar de la policía

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *