Aunque Dark Souls no se diseñó con los monitores CRT en mente, estas capturas demuestran su icónica y atmosférica estética combinan genial con las teles de tubo, que se han vuelto a poner de moda.

Conocidas en España como ‘teles de tubo’, las pantallas CRT (por sus siglas en inglés cathodic ray tube) se han vuelto a poner de moda como una la manera más fidedigna de reproducir videojuegos retro: si el diseño de aquellas obras estaba pensado para ser vistos en estos monitores, tratar de jugarlos en televisores más modernos puede acarrear incongruencias en el resultado final. Sin embargo, un usuario de Twitter ha demostrado que las pantallas CRT no sólo son ideales para los juegos más clásicos, sino que también ofrecen un acabado genial en obras más modernas.

Es el caso de Dark Souls, el aclamado juego de FromSoftware que tanto impacto cultural ha tenido en la industria del videojuego. El usuario abebarzan en Twitter ha sacado a la luz una serie de capturas del juego de Hidetaka Miyazaki funcionando en un monitor CRT: la primera entrega de esta saga se publicó en 2011, cuando este tipo de televisores ya llevaba unos años descatalogado, y aunque su diseño no se pensó con la idea de ser reproducido en pantallas de tubo, la estética del juego queda genial en ellas.

Lo cierto es que estas capturas no son nuevas: su autor las publicó en Tumblr allá por 2016, aunque en el propio post explica que llevaba tomando esas fotografías desde un año antes. Hay varias entradas del estilo disponibles en su blog, incluyendo capturas de buena parte del escenario de Dark Souls: “Me gustan especialmente [las capturas] que muestran el Anor Londo nocturno, sobre todo la última, donde me di cuenta de un misterioso punto de luz en el acantilado cercano”, dice en el post. “Realmente disfruté de este proyecto, lo recuerdo con gran cariño”, termina.

Dark Souls funcionando en un monitor CRT.

Juegos clásicos y CRT: ¿estamos jugándolos mal?

Recientemente en Vandal hemos publicado un reportaje especial sobre los monitores CRT en el que repasamos tanto la tecnología como algunos ejemplos que demuestran cómo los juegos retro, e incluso hasta la llegada de PS3 y Xbox 360, se diseñaban con las particularidades de este tipo de televisores en mente. Jugarlos en emuladores o en pantallas modernas, que en el caso de las 4K multiplican casi por diez la resolución de las CRT, pueden dar lugar a aberraciones visuales, con un resultado muy diferente al del juego original.

Así de bien luce Dark Souls en un monitor CRT

By

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *